Murga "Esto no hay por dónde cogerlo"

Murga 'Esto no hay por dónde cogerlo': Los locos no se cansan de hacer el tipo
/ Eduardo Nieto

Málaga

Director: Cristóbal Gallego Ruiz

Letra: Francisco Martín Miranda

Música: Francisco Martín Miranda

En 2014: Los volaos (Segundo premio)

Preliminares

Los locos del carnaval hacen las delicias del teatro ****

vídeo

/ Foto: Eduardo Nieto

Locos con trastorno bipolar. Se presentan paseando una correa pero sin perro, al que llaman Pantojo. Actuación muy divertida de estos murguistas que el año pasado lograron el segundo premio. Hacen tipo e incluso los pasodobles son graciosos. Cuplés para Falete y para Chabeli. «Con whisky, con hielo, con seven up y con un vaso. A ver quién dice que mi estribillo no es un pelotazo». Se siguen superando esta agrupación que logra a defender y superar el segundo puesto alcanzado el año pasado. Su popurrí es de los mejores que se han escuchado hasta el momento en el concurso de agrupaciones.

Semifinales

Los locos del carnaval ponen al teatro en pie *****

vídeo

Actuación en semifinales / Foto: Eduardo Nieto | Vídeo 101 TV

Estos locos con trastorno bipolar ponen patas arriba el Cervantes con una actuación redonda, con grandes letras y una perfecta puesta en escena. Para los pasodobles eligen letras comprometidas aunque llenos de topes de humor. El primero está escrito para el concurso Málaga cómo te quiero y terminan diciendo que el premio se lo entregarían a personas sin recursos; el segundo habla de un padre condenado a no ver a sus hijos porque su exmujer se inventó unos falsos malos tratos. Los cuplés y el popurrí son para no parar de reír. Esta agrupación cuenta con uno de los estribillos más coreados del concurso y concluyen su actuación con todo el teatro en pie.

Final

Los locos no se cansan de hacer el tipo *****

vídeo

/ Foto Eduardo Nieto. Vídeo 101tv

Los murguistas con trastorno bipolar volvieron a demostrar todo su arte sobre las tablas del teatro y demostraron tener letras y repertorio para estar en lo más alto del podio. En sus cuplés hablan de sus vivencias amorosas y de cómo le dejó el amor su vida con una nota en la nevera ‘esto no funciona’ «y la nevera funcionaba perfectamente»; y de los problemas que tienen para sacarse el carnet de conducir. Hacen tipo desde que se abre hasta que se cierra el telón. Incluso cantan el cuplé del carnet sentados en sillas como si fuera un coche. «A ver quién es el listo que dice que mi estribillo no es un pelotazo», corea todo el teatro.