Vuelven a denunciar nuevas picaduras de pulgas a escolares del colegio Reñidero de Vélez-Málaga

Una docena de alumnos presentan nuevamente picaduras./SUR
Una docena de alumnos presentan nuevamente picaduras. / SUR

La AMPA y el centro informan al Ayuntamiento de los últimos casos para que fumiguen el centro durante las vacaciones

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El problema de las picaduras de pulgas a los alumnos de colegio de Educación Infantil y Primaria Augusto Santiago Bellido, conocido popularmente como Reñidero, de Vélez-Málaga sigue sin resolverse. Según la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) desde la aplicación a mediados de noviembre de un tratamiento consistente en un choque térmico en la parcela colindante de la que proceden los insectos, al menos una docena de menores han sufrido nuevas picaduras de pulgas, según la presidenta del colectivo.

Los nuevos casos de picaduras, han sido comunicados a través de la dirección del colegio al Ayuntamiento para que adopte las medidas pertinentes y ponga fin de una vez por todas a esta plaga.

Peña ha manifestado que cuentan con partes médicos que demuestran que algunos de los menores afectados han necesitado incluso tratamiento con antibiótico.

La representante de los padres ha incidido en que el problema viene de la parcela colindante con el colegio, un solar que ha sido utilizado durante meses como espacio en el que los dueños de perros han llevado a sus mascotas a realizar sus deposiciones.

Las madres y padres de los alumnos matriculados en el Augusto Santiago Bellido ya advirtieron en noviembre pasado que el tratamiento con agua caliente que se ofreció como solución a las picaduras de las pulgas no iba a servir de nada.

Por este motivo, según la AMPA, el Ayuntamiento ha comunicado al centro que durante las vacaciones de Navidad llevará a cabo una nueva fumigación para acabar con estos insectos. «Parece que han decidido hacerlo el 26 de diciembre o el 2 de enero, porque o se puede llevar a cabo con los niños en el colegio», según Peña, para quien la situación que están viviendo sus hijos no es nada normal en pleno siglo XXI. «Algo está fallando por parte de la administración. No es lógico que tengamos que estar denunciando las picaduras cada dos por tres», ha afirmado.

Representantes de la AMPA llevan tiempo asistiendo con camisetas moradas a los plenos de la ciudad para denunciar la situación además de exigir que la parcela aledaña sea obtenida por el Ayuntamiento para ampliar el colegio.

En lo que va de curso, los padres han denunciando el problema de las pulgas de manera reiterada. La mayor cantidad de casos se registraron en noviembre pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos