Vinos moscatel que rinden homenaje a Bernardo de Gálvez llegan al mercado de los EE UU

Bodegas Antonio Muñoz Cabrera-Dimobe lanza cuatro caldos dedicados al militar malagueño para distribuir en Florida

AGUSTÍN PELÁEZ

Bernardo de Gálvez es una figura tremendamente reconocida y respetada en Estados Unidos. Cuenta con un retrato en el Capitolio, fue nombrado por Barack Obama como ciudadano honorario y sus hazañas como aliado de George Washington para conseguir la independencia de EE UU de la corona británica se explican incluso en las aulas. El militar de Macharaviaya jugó un papel fundamental en la conquista de Pensacola (Florida). La compañía Air Europa le ha rendido homenaje con el bautizo de un avión con su nombre y la Diputación Provincial proyecta construir un Centro de Estudios Americanos Bernardo de Gálvez para 2020 en el centro cultural La Térmica. A todos estos reconocimientos se suma ahora la bodega Antonio Muñoz Cabrera-Dimobe de Moclinejo, que lleva desde 2016 trabajando en la elaboración y lanzamiento de cuatro vinos especiales dirigidos al mercado de Estados Unidos. Se trata de cuatro vinos elaborados con uvas moscatel, tres de ellos incluidos en le Denominación de Origen Málaga y uno en la DO Sierras de Málaga.

Los cuatro llevan el nombre de Galvez Legacy (Legado de Gálvez en español). Uno es un vino maestro, elaborado con uva moscatel fresca de la Axarquía; otro es Peace, un dulce natural hecho con uva soleada; Sunstruck, un blanco moscatel seco, y Catherine, un vino tierno de uva asoleada cien por cien moscatel. Los nombres han sido elegidos por el distribuidor estadounidense de la zona de Pensacola que se encargará de su distribución en Florida. Las primeras botellas ya han partido vía marítima a los EE UU, todo un logro para esta bodega malagueña, que elabora unos 200.000 litros anuales de 17 referencias diferentes, tanto de las DO Málaga y Sierras de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos