Vélez utiliza decapadoras con agua caliente para retirar la cera de las procesiones

Operarios de la limpieza retiran la cera de las calles. /A. Peláez
Operarios de la limpieza retiran la cera de las calles. / A. Peláez

Limpieza califica de éxito este nuevo sistema al eliminar gran parte de los restos de velas eliminando el riesgo de resbalones y caídas

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El Ayuntamiento ha sustituido los productos químicos y las espátulas para retirar la cera acumulada de las procesiones de Semana Santa en las calles y plazas de la localidad por campanas de alta presión o decapadoras con chorros de agua caliente a presión, resultando todo un éxito. Tanto es así, que gracias a esta nueva maquinaria, los efectivos del servicio municipal de Limpieza han logrado retirar en mucho menos tiempo y de una sola pasada buena parte de la cera existente en el pavimento del itinerario oficial de las cofradías, eliminando así el riego de caídas y resbalones de los peatones y el peligro de deslizamientos de los vehículos.

Aunque, las decapadoras se han ido utilizando también durante la Semana Santa en algunos puntos, la campaña de retira se inició ayer lunes una vez acaba las procesiones en la plaza de las Carmelitas y calle Canalejas, y se prolongará aún varios días más por el resto del recorrido hasta completar todo el circuito de las procesiones.

El área de Limpieza decidió probar este año con estas nuevas máquinas ante el deficiente resultado de los productos anticeras usados en ediciones anteriores.

Desde la concejalía de Limpieza se ha resaltado el resultado, que está siendo excelente. Debido al trabajo de los operarios de Limpieza ayer permaneció cerrada al trafico tanto Carmelitas como Canalejas durante buena parte del día.

El agua que se emplea en la retirada de la cera no lleva ningún tipo de detergente, aunque sale entre 80 y 90º de temperatura, facilitando así su eliminación. La decapadora es manipulada manualmente por un operario que dirige la campana a las zonas donde se acumula la cera hasta que consigue eliminarla por completo.

El Ayuntamiento lleva a cabo un plan especial de limpieza que ha incluido durante la Semana Santa un tratamiento diario para la eliminación de cera y la contratación de personal específico de refuerzo. La campaña durará aún varios días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos