El TSJA condena al Ayuntamiento de Torrox a pagar 4,6 millones a un recaudador despedido en 1989

El TSJA condena al Ayuntamiento de Torrox a pagar 4,6 millones a un recaudador despedido en 1989

El consistorio se niega a abonar la nueva cuantía que ha fijado el Alto Tribunal en el litigio que mantiene el extrabajador, que reclamaba 12 millones

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

A sus 77 años, al que fuera recaudador de impuestos en el Ayuntamiento de Torrox hasta septiembre de 1989, Antonio Barragán, que reside en Sevilla, se puede decir que la ha tocado la lotería. Tras iniciar una cruzada judicial contra el Consistorio que le llevó a cobrar 1,2 millones de euros, a principios de la pasada década, tras recurrir su despido por improcedente, el extrabajador ha conseguido ahora que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) eleve esta cuantía hasta otros 4.590.068,47 euros más.

El Alto Tribunal da además al Ayuntamiento un plazo de un mes, a contar desde el pasado 15 de noviembre, para abonar esta cuantía, «con la advertencia, que si fuera preciso, se adoptarán las medidas necesarias para lograr la efectividad de lo mandado», recoge el auto judicial al que ha tenido acceso este periódico. Sin embargo, el alcalde, Óscar Medina (PP), no está dispuesto a abonar «ni un euro más a este extrabajador». «Vamos a seguir plantando batalla en los juzgados, ya hemos conseguido que se rebaje de los 12 millones que había en 2015 a estos 4,6, pero vamos a recurrir ante el Tribunal Constitucional por una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva y si hace falta llegaremos hasta la Corte Europea de Estraburgo», declaró el regidor.

Los hechos se remontan a 1989, bajo el mandato del socialista Ildefonso Mateos. En aplicación de la Ley de Bases de Régimen Local, el entonces alcalde prescindió de los servicios del recaudador para asumir directamente la gestión de los tributos. Como no hubo acuerdo en el cese de la actividad, ya que Barragán reclamaba el pago de 500.000 pesetas de entonces, el extrabajador inició un litigio judicial. Tras cobrar 1,2 millones durante el primero de los tres mandatos del socialista Francisco Muñoz, entre 2000 y 2001, Antonio Barragán continuó pleiteando, exigiendo su reincorporación al puesto. Así, en octubre de 2010 el Tribunal Supremo condenó al Consistorio a readmitirlo en la plantilla municipal, ya que estimó el recurso contra la primera sentencia, al entender que no se había producido la plena ejecución.

El fallo del Alto Tribunal Español obligaba además a indemnizar a Barragán con 234.102,35 euros en concepto de intereses de demora. Sin embargo, el incumplimiento de esta sentencia firme llevó al Supremo a acordar, en 2012, el embargo de una veintena de parcelas municipales en el sector de Calaceite, por un valor estimado de 12 millones de euros, lo equivalente al lucro cesante, esto es, lo que había dejado de percibir hasta esa fecha el exrecaudador municipal.

Sin embargo, debido a que el sector en el que se han previsto 3.157 viviendas y un campo de golf de 18 hoyos, además de varios hoteles, aún no está desarrollado urbanísticamente, Barragán volvió a reclamar la plena ejecución de la sentencia del Contencioso-Administrativo, con lo que ha conseguido ahora que el TSJA ordene el pago de casi 4,6 millones. En su recurso el Ayuntamiento ha conseguido que se reconozca que el exrecaudador está jubilado desde diciembre de 2008, de manera que se limite hasta esa fecha el lucro cesante.

Los grupos de la oposición municipal, PSOE, IU, Fusión de Ciudadanos y Torrox Unido han pedido explicaciones al alcalde sobre este nuevo auto judicial. El regidor les ha comunicado que van a continuar «con la batalla judicial» para evitar tener que pagar, a pesar de que ello pueda conllevar la imposición de multas de 150 a 1.500 euros, sostiene el TSJA.

Temas

Torrox

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos