El tranvía de Vélez terminará 2017 en vía muerta y sin fecha de reanudación

El tranvía veleño cumplió en junio cinco años parado. /A. P.
El tranvía veleño cumplió en junio cinco años parado. / A. P.

El Ayuntamiento admite que la restitución del servicio se retrasará hasta 2018, ya que todavía no se han reparado los desperfectos en la infraestructura

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El que está considerado el primer tranvía moderno de Andalucía cumplirá a finales de 2017 cinco años y medio fuera de servicio. El equipo de gobierno del Ayuntamiento ha admitido por primera vez que habrá que esperar a 2018 para que la línea vuelva a funcionar con normalidad. La razón es la falta de acuerdo entre el Consistorio y la empresa concesionaria, Alsa, tanto para que se realice la adquisición de dos nuevas unidades que permitan conseguir una frecuencia de 15 minutos entre trayecto, y acometer las actuaciones dirigidas a reparar los desperfectos existentes en la línea tras cinco años sin ningún mantenimiento.

Un servicio pionero que va camino de superar el tiempo suspendido

La explotación del transporte municipal de viajeros fue adjudicada por el Ayuntamiento mediante un procedimiento negociado en 2005 durante un periodo de 25 años que finaliza en 2030. La adjudicación se realizó a una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Alsina Graells, Sando Construcciones y Continental Rail. Al final la gestión ha quedado sólo en Alsa, ya que las demás han ido vendiendo sus parte. El tranvía veleño comenzó a funcionar en octubre de 2006 conectando el casco urbano de Vélez con Torre del Mar. Sin embargo, sólo estuvo circulando por el municipio poco más de seis años. En junio de 2017 ha cumplido cinco años suspendido y si nada lo impide todo apunta a que podría superar el tiempo que ha estado fuera de funcionamiento frente al que ha estado en marcha.

La construcción del sistema tranviario veleño supuso una inversión de unos 33 millones de euros, a los que hay que sumar el coste de los trenes. Las obras de la primera fase superaron los 25 millones de euros. La segunda fase, con 1,2 kilómetros, superó los 8 millones de euros, pero nunca llegó a funcionar.

El tranvía, que entró en marcha en octubre de 2006 conectando el casco urbano de Vélez con Torre del Mar, permanece suspendido desde el 4 junio de 2012 por decisión del que fuera alcalde del municipio, FranciscoDelgado Bonilla, que justificó la medida por motivos económicos, al considerar que representaba una importante losa para la economía del Ayuntamiento debido al déficit que generaba.

Datos

Construcción.
Las obras comenzaron en 2003, y el servicio comenzó a funcionar en 2006.
Inversión.
Las obras de la primera fase superaron los 25 millones de euros. La segunda fase, con 1,2 kilómetros, superó los 8 millones de euros.
Infraestructura.
La línea tiene 5,8 kilómetros (4,6 de la primera fase y 1,2 de la segunda).
Vehículos.
Cuenta con tres trenes. Son iguales a los de los metros de Sevilla y Málaga. Miden 31 metros de largo. Su capacidad es de 54 personas sentadas y 221 de pie. El coste de cada unidad superó los 2,7 millones de euros.

El nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento veleño (PSOE, PA, GIPMTM y el edil no adscrito) se marcó como prioridad al inicio de la legislatura la reposición del tranvía.

El objetivo del Consistorio y de la Junta de Andalucía era lograr que volviera a funcionar antes de finales de año. Pero ello no será posible. Al menos, así lo ha asegurado el primer teniente de alcalde y edil de Transporte, Marcelino Méndez-Trelles. El propio consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, expresaba en febrero pasado que el Gobierno andaluz estaba trabajando con el Ayuntamiento para « que a lo largo de este año» el tranvía pueda entrar en marcha de nuevo.

La infraestructura del tranvía ha carecido de mantenimiento desde sus suspensión.
La infraestructura del tranvía ha carecido de mantenimiento desde sus suspensión. / A. P.

Según el concejal, después de que la Consejería de Fomento se comprometiera a financiar el 40% del déficit del tranvía, el Ayuntamiento planteó a la concesionaria la compra de dos nuevas unidades –actualmente cuenta con tres trenes– para recortar la frecuencia entre viajes. «La empresa nos dijo que ello suponía un cambio sustancial del contrato y que por tanto no estaba dispuesto a hacerlo», ha recordado Méndez-Trelles.

Ante esta situación, según el concejal de Transporte, el Ayuntamiento solicitó a Alsa que acometiera con cargo a la tarifa técnica el arreglo de la infraestructura, como paso previo para reponer el servicio. «La respuesta fue que para ello habría que cambiar el contrato. A ello respondimos que esa exigencia supondría un cambio sustancial de la contrato, por lo que así las cosas vamos a pedir una cita con la Junta para tratar el desbloquear el tema y lograr que aporte el 40% de la inversión necesaria para reparar la infraestructura del tranvía afectada por la falta de mantenimiento».

La falta de acuerdo entre la concesionaria y el Consistorio dificulta la reanudación de la línea

Para Méndez-Trelles, de este modo se podrán ir dando pasos para restablecer el tranvía. «Con ese dinero se podrían comenzar las obras, que están presupuestadas en 1,5 millones de euros. Después le pediremos a la concesionaria que ponga en marcha las dos fases del tranvía con los tres unidades disponibles y un refuerzo de los autobuses manteniendo la tarifa técnica en 1,83 euros», ha señalado el edil.

Según el primer teniente de alcalde, Alsa ha expresado al Consistorio su disposición a ceder el servicio si hay otras compañías interesadas.

«Sin embargo, no sabemos si lo hará llegado el caso», ha apuntado Méndez-Trelles, para quien lo que pretende el Ayuntamiento es lograr que la concesionaria negocie.

El delegado territorial de Fomento, Francisco Fernández España, ha manifestado que todo está pendiente de lo que decida el Ayuntamiento y ha insistido en que la pretensión del Gobierno andaluz es poner en funcionamiento el tranvía «cuanto antes».

Según Fernández, el objetivo de la cooperación entre Junta y Ayuntamiento es «minimizar el coste final que para las arcas municipales implica el sostenimiento de este modo de transporte público».

Hasta que ver qué decide finalmente el Ayuntamiento, que empieza a pensar en la posibilidad de gestionar de manera directa el transporte municipal recuperando la concesión, todo apunta a que habrá que seguir esperando un tiempo, todavía sin concretar, para ver nuevamente circulando al tranvía veleño.

Fotos

Vídeos