La subida del agua en alta abre una crisis de gobierno en la Mancomunidad oriental

El PP advierte de que no apoyará al PSOE e IU si la institución y la empresa Axaragua no recortan gastos

AGUSTÍN PELÁEZ

La gran coalición que sostiene al equipo de gobierno de la Mancomunidad de la Axarquía vuelve a estar en crisis por segunda vez en poco más de un año después de que la pasada semana el presidente de la institución, el socialista Gregorio Campos, convocara para hoy un consejo de administración de la Empresa de Agua y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua), con el objetivo de subir el precio público del agua en alta -la del embalse de La Viñuela que compran los municipios de la comarca para abastecerse- y la tasa de depuración -afecta sólo a los municipios de Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Benamocarra-. Y todo con el objetivo de intentar resolver la complicada situación económica por la que atraviesa Axaragua, que acumula un déficit de más de cinco millones de euros.

El edil del PP veleño, Francisco Delgado, dijo ayer que no ha habido ninguna negociación previa y que las propuestas de subidas se realizan sin buscar otras alternativas posibles para afrontar el desequilibrio económico y financiero de Axaragua. Para Delgado, el presidente de la Mancomunidad, Gregorio Campos, ha optado por el camino más fácil: «Asaltar el bolsillo de los vecinos».

Según explicó, en materia de depuración proponen una cuota fija en función del calibre del contador que oscila entre 2,07 y 58,21 euros bimensual y una cuota variable por bloques en función de los metros cúbicos consumidos, que oscila entre 0,04 y 0,40 euros en sustitución de la actual tarifa variable única de 0,32197 euros. «Estas modificaciones tiene solo un afán recaudatorio. Solo en Vélez Málaga, va a suponer un incremento de la recaudación en más de un 48%», aseguró el edil veleño.

La formación popular acusa al presidente de la entidad de no haber negociado ni sondeado otras alternativas

Además, Delgado incidió en que esta subida afectará a los vecinos de cinco municipios de los 31 que componen la Mancomunidad: Vélez Málaga, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Benamocarra, dándose la paradoja de que votan municipios que no les afecta en absoluto esta subida. «Es inaudito e injustificable, en términos democráticos, que aprueben municipios una subida de agua a los vecinos de otros municipios, cuando a ellos no les afecta; esto es disparar con pólvora ajena», dijo.

Por lo que se refiere al precio público del agua en alta, la propuesta quiere incrementar la cuota fija mensual. En este caso, esta subida afecta a 14 municipios, pero también votan municipios que no se ven afectados por esta modificación por no abastecerse de agua potable del embalse, según el PP.

Para Delgado, los problemas económicos de Axaragua se acabarían si se suprimiera el canon que actualmente transfiere la empresa pública a la Mancomunidad y que alcanza los 860.000 anuales. «Con esta cantidad, y con la refinanciación de la deuda a través de una entidad financiera quedaría saneada Axaragua. Pero esta solución no le interesa en absoluto a Gregorio Campos que está demostrando al frente de la entidad su incapacidad y su incompetencia como presidente», dijo Delgado.

El alcalde de Vélez, Antonio Moreno, se reúne hoy con sus socios en el gobierno, PA y GIPMTM, para decidir su postura, que de momento es no pasa por apoyar ninguna subida, según el andalucista Marcelino Méndez-Trelles.

El equipo de gobierno de la Mancomunidad está formado por PSOE, PP, IU, PA y GIPMTM, mientras que en la oposición sólo está el grupo de Por Mi Pueblo del alcalde de Benamocarra, Abdeslam Lucena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos