La solución del principal núcleo chabolista de Vélez-Málaga sigue en vía muerta un año después

El realojo de los vecinos de Casillas de la Vía sigue sin fecha. /Eugenio Cabezas
El realojo de los vecinos de Casillas de la Vía sigue sin fecha. / Eugenio Cabezas

El alcalde reconoce que Ayuntamiento y Junta no terminan de concretar cómo financiarán las viviendas para realojar a los vecinos de este núcleo

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El pleno del Ayuntamiento de Vélez-Málaga aprobó a finales de 2016 una moción para pedir a la Junta de Andalucía la cesión o transmisión de los derechos urbanísticos que tiene en la zona del ensanche oeste del núcleo de Torre del Mar, con el fin de lograr la financiación que permita erradicar el poblado chabolista de Casillas de la Vía, un asentamiento situado en esta zona desde hace casi medio siglo.

Sin embargo, un año después el alcalde, el socialista Antonio Moreno Ferrer, reconoce que todavía no ha logrado cerrar el convenio con la Junta de Andalucía que permita reubicar a los moradores de este núcleo chabolistas, el único y más importante de toda la comarca de la Axarquía. El objetivo del equipo de gobierno al inicio del mandato era acabar con este poblado en esta legislatura. El propio teniente de alcalde de Torre del Mar, Jesús Pérez Atencia (GIPMTM), había advertido que demorar suponía un problema de salud pública.

Según el regidor, Junta y Ayuntamiento están intentando alcanzar un acuerdo para determinar el porcentaje con el que ambas administraciones sufragarán el proyecto de las 40 viviendas necesarias para acabar con estas chabolas. El Ayuntamiento quiere que la participación municipal sea mediante la aportación de los terrenos necesarios, según Moreno.

La finalidad, ha explicado el alcalde, es construir un edificio de 40 viviendas parte de las cuales se ofrecerán en régimen de alquiler a los ocupantes de las chabolas, mientras que el resto se utilizarán para otros fines y cuestiones relacionadas con los servicios sociales. En la actualidad, residen unas 30 familias.

Entre las posibles ubicaciones barajadas para levantar las viviendas destinadas a acabar con Casillas de la Vía se encuentra Almayate, según Moreno, aunque aún no hay nada decidido. Una vez reubicados los vecinos de las chabolas se procedería a la demolición de las mismas para convertir la zona en un gran parque público.

Se trata del mayor poblado de chabolas que todavía existe en la comarca de la Axarquía

El poblado chabolista está situado a la entrada de Torre del Mar por la zona oeste, muy próximo a la antigua carretera nacional 340. Casillas de la Vía se levantó en la década de los 70 del pasado siglo, y en él reside más de un centenar de vecinos, de los que más de la mitad son menores de edad. Las chabolas ocupan suelo de dominio público que corresponde al antiguo trazado del tren que unía Málaga con Zafarraya. Las chabolas están levantadas con plástico y metal, muchas no tienen luz ni agua potable ni saneamiento y están rodeados de basuras. Al encontrarse en la entrada de la localidad torreña, es lo primero que ven quienes visitan la población cuando se utiliza la antigua N-340 en dirección Nerja.

Aunque a lo largo de los últimos 40 años el Ayuntamiento ha realizado varios intentos para demoler el poblado tirando aquellas cuyo moradores era realojados, nunca ha llegado a desaparecer.

Según un informe elaborado hace un tiempo por Cáritas de Torre del Mar, son ya varias las generaciones de familias que viven o han vivido en Casillas de la Vía, dado que los hijos heredan las chabolas de los padres o se habilitan espacios junto a las de ellos cuando se casan. Esta ONG, vinculada a la parroquia torreña de San Andrés, lleva años trabajando con los vecinos a través del acompañamiento y seguimiento, proporcionándoles alimentos, ropa, material escolar y medicinas.

En 2003 el Ayuntamiento y la Junta firmaron un convenio para reubicar a las familias, pero el Consistorio renunció a una subvención de 800.000 euros por considerarla insuficiente para acometer el proyecto y acabar así como el chabolismo en el municipio, rescindiendo el convenio sin realizar ninguna actuación. En 2005, el entonces Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, emitió un informe especial sobre chabolismo donde ofrecía detalles de la situación del municipio veleño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos