El Seprona investiga por orden judicial los vertidos fecales en las playas de Nerja

El exconcejal socialista y exsecretario local del PSOE nerjeño, Jorge Narváez, ayer junto a unos vertidos fecales en la playa de Burriana./E. C.
El exconcejal socialista y exsecretario local del PSOE nerjeño, Jorge Narváez, ayer junto a unos vertidos fecales en la playa de Burriana. / E. C.

Los agentes de la Guardia Civil se desplazarán al municipio mañana para comprobar la situación a raíz de la denuncia de un vecino

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los vertidos incontrolados de aguas residuales en las playas de Nerja siguen proliferando ante el retraso en la finalización de las obras de la primera depuradora, que llevan paralizadas desde hace ocho meses por la quiebra de la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam. Después de que este periódico se hiciera eco, en su edición de ayer, de los vertidos existentes en la desembocadura del río Chíllar, en el otro extremo del casco urbano, en la playa más conocida del municipio oriental, la de Burriana, se repetía una imagen muy similar, aunque en este caso el volumen de aguas sin depurar que llegaban a la orilla era aún mayor que en El Chucho y El Playazo.

Así lo pudo comprobar SUR al mediodía de ayer, tras la llamada de un vecino de la zona, empresario hostelero, Jorge Narváez, que fue concejal socialista en la oposición en la legislatura de 2003 a 2007 y secretario local del PSOE entre 1997 y 2007. Este nerjeño denunció el pasado julio ante la Fiscalía de Medio Ambiente esta situación, «que se viene repitiendo desde hace dos décadas», según explicó a SUR.

El pasado septiembre el Ministerio Público trasladó la denuncia al Juzgado 2 de Torrox, que ha ordenado ahora al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) que investigue la situación de los vertidos fecales en Nerja. Así, los agentes del Instituto Armado tienen previsto desplazarse a la localidad este próximo viernes, según le han comunicado a Narváez, para tomarle declaración en calidad de denunciante y para recabar el material fotográfico y audiovisual que posee. «Esto es una vergüenza, llevo muchos años denunciándolo y no lo solucionan», se quejó Narváez, quien lamentó que las obras de la primera depuradora sigan paralizadas cuando están al 76% de ejecución y deberían haberse finalizado hace un año y medio.

Noticia relacionada

«Esto no se puede permitir en un municipio que vive del turismo, que demos esta imagen», aseguró señalando como unos menores se mojaban en el ‘río’ de aguas fecales que desembocaba al mediodía de ayer en la famosa playa nerjeña. Este periódico advirtió a los padres de los menores, de nacionalidad extranjera, que se trataba de aguas contaminadas.

Rivas, Heredia y Arrabal, ayer.
Rivas, Heredia y Arrabal, ayer. / E. C.

El PSOE exige la depuradora

Por su parte el concejal de Infraestructura, José María Rivas (PSOE), dijo que iban a investigar el origen de estos vertidos, por si se había producido también una avería en alguna estación de bombeo, como ocurrió en el caso del río Chíllar. No obstante, el edil recordó que en el entorno hay una calle que está pendiente de reurbanizar, para lo que llevan planteando una modificación de crédito desde el pasado año, a la que se opusieron varias veces PP y Ciudadanos. Precisamente ayer el diputado socialista en el Congreso Miguel Ángel Heredia visitó Burriana para denunciar el parón de las obras de la depuradora, junto a la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), y Rivas. El exsecretario provincial del PSOE y la regidora rechazaron la invitación de Narváez de fotografiarse en el vertido de fecales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos