Sarah Mena Panella, la belleza de la diferencia

La niña rinconera, en una de las imágenes de la campaña. /Carlos Castro
La niña rinconera, en una de las imágenes de la campaña. / Carlos Castro

Una niña de 7 años que padece una alopecia total por una enfermedad autoinmune es la imagen del centro comercial El Ingenio tras ganar una votación en redes sociales

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Sarah Mena Panella tiene 7 años. Como a las niñas de su edad, le gusta vestir a la moda, y sentirse guapa. Sin embargo, hace tres años sufrió un repentino cambio físico, como consecuencia de una alopecia ariata universal, originada por una enfermedad autoinmune. A pesar de este enorme revés, la niña, que estudia segundo de Primaria en el colegio público María del Mar Romera de Rincón de la Victoria, no dudó en animarse a participar en un concurso convocado por el centro comercial El Ingenio, en Vélez-Málaga, para elegir a los modelos de su campaña de este año.

«Vimos las bases en Facebook y luego fuimos al centro comercial a preguntar, a ella le hacía mucha ilusión y yo pensé que podría ser una buena forma de que se sintiera valorada y admirada, ya que vimos que no era con un jurado, sino con las votaciones de la gente en las redes sociales», confesó ayer la madre, María José Panella, quien reconoció que la enfermedad de su hija «es lo más duro que me ha pasado en la vida, porque todo el mundo la mira constantemente, en el parque, por la calle... todo el mundo piensa que padece un cáncer y que está en tratamiento, pero no toma ninguna medicación». «En el colegio se siente muy querida y arropada, pero no puedo evitar que en otros sitios la discriminen», afirmó.

«Está muy ilusionada, le ha subido la autoestima una barbaridad», afirma su madre, María José

Tras las sesiones de fotos, realizadas por el veleño Carlos Castro, se abrió el periodo de las votaciones, en el que la pequeña de Rincón de la Victoria resultó vencedora, con más de 700 votos de ventaja con el segundo. La campaña con su imagen se lanzó a mediados de marzo, con carteles, banderolas y vinilos que pueden verse incluso en los autobuses de la compañía Alsa, y permanecerá visible hasta el próximo 30 de junio. «Está muy ilusionada, le ha subido la autoestima una barbaridad, todo el mundo la felicita por la calle», contó su progenitora, para quien «lo más bonito» de esta historia es que «se ve a una niña diferente haciendo algo que normalmente no tendría posibilidad como es ganar un concurso de belleza». «En la diversidad es donde está la belleza», dijo. «Ella se muestra tal y como es, es muy risueña y alegre, y en la sesión lo hizo fenomenal», agregó.

Para ayudarla a sobrellevar su aspecto físico, Sarah ha recibido una peluca de la ONG Mechones Solidarios, «pero no me la pongo todo el rato, porque sudo y me da calor», confesó. Con los 150 euros que le han regalado como premio por ganar el concurso del centro comercial, la pequeña se ha podido comprar ropa en varios establecimientos de El Ingenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos