Regresan a Rincón de la Victoria los 35 afectados por la fuga de gas en un hotel de Cantabria

Varios de los integrantes de la expedición malagueña, anoche a su llegada a la estación del AVE. / Eugenio Cabezas

El grupo llegó anoche a La Cala del Moral mientras otras seis permanecen hospitalizadas en la capital cántabra

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Visiblemente cansados, aún con el miedo metido en el cuerpo y, por tanto, sin querer hacer declaraciones a los medios de comunicación que los esperaban en la estación Vialia María Zambrano. Así llegaron anoche a la capital, vía AVE desde Madrid, la mayor parte del grupo de 41 malagueños que resultaron intoxicados por una fuga de monóxido de carbono en un hotel de Cantabria el pasado jueves. El suceso se cobró la vida de uno de los integrantes de la expedición, José Manuel Calleja, de 62 años.

En el hospital de Valdecilla de Santander permanecen ingresados seis integrantes más de la expedición, de los que uno está en estado crítico. El grupo llegó anoche en el tren AVE de las 22.02 horas y sin querer atender a los periodistas se subieron rápidamente en un autobús que los condujo hasta La Cala del Moral, donde residen la gran mayoría de ellos.

Carmina Espinosa, de la agencia de viajes España Visión, encargada de organizar la excursión, explicó a SUR que ella sigue en Santander junto a los seis hospitalizados, a la espera de su evolución, que en principio es favorable para cinco de los seis. «Estamos muy afectados, tenéis que comprender que no quieran hacer más declaraciones», dijo.

El grupo llegó pasadas las 22.30 horas hasta las inmediaciones de la estación de La Cala del Moral, donde los esperaba el alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), así como un nutrido grupo de familiares y amigos. Entre abrazos y gestos de emoción, los excursionistas, en su mayoría jubilados pertenecientes a las asociaciones Amuaxa y Azalea, declinaron nuevamente hacer declaraciones a los medios para explicar cómo han vivido este terrible suceso. El cuerpo sin vida de su amigo José Manuel llegó esta pasada madrugada al núcleo caleño y hoy está previsto que sea enterrado. Salado trasladó el «apoyo total» del Ayuntamiento a estos vecinos y dijo que han puesto a su disposición ayuda psicológica, al tiempo que recordó que «por respeto» decretaron tres días de luto oficial y suspendieron la XVI Fiesta del Boquerón Victoriano, que iba a tener lugar durante este fin de semana.

Por su parte, la consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real, y la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga, Ana Isabel González, visitaron ayer en el Hospital de Valdecilla a los afectados por la intoxicación de monóxido de carbono en el hotel de Isla y a sus familiares.

Durante la visita al centro sanitario, según informó en una nota de prensa la Consejería de Sanidad de Cantabria, Real y González conversaron con los familiares y se interesaron por la evolución de los seis afectados que permanecen ingresados en el hospital, cuatro en la Unidad de Cuidados Intensivos y dos en observación en la Unidad de Alta Resolución Hospitalaria. También transmitieron el pésame a los familiares del fallecido el pasado viernes.

Fotos

Vídeos