Los regantes de la Axarquía ultiman los trámites para tener una única voz

La comarca de la Axarquía tiene unas 12.000 hectáreas de cultivos, la mitad de ellas de aguacates. :
La comarca de la Axarquía tiene unas 12.000 hectáreas de cultivos, la mitad de ellas de aguacates. : / Eugenio Cabezas

Sesenta comunidades crearán en septiembre la primera Junta Central de Usuarios, que abarcará unas 12.000 hectáreas y a 5.000 agricultores

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La amenaza del fantasma de la sequía sigue ganando terreno en la Axarquía a medida que transcurre el verano y las reservas del pantano de La Viñuela no dejan de bajar, situándose ya a apenas tres hectómetros cúbicos de entrar en niveles de alerta por sequía, lo que conllevará, si no se producen lluvias en septiembre, que a partir de octubre se restrinjan por completo los suministros a la agricultura.

El sector de los subtropicales es el más afectado, aunque los cortes podrían dejar también sin recursos a los invernaderos de hortofrutícolas y otros cultivos de regadío como los cítricos en la vega del río Vélez o los nísperos en pueblos como Torrox y Sayalonga. Los productores llevan varios años reclamando a la Junta de Andalucía que tome medidas y ejecute obras de emergencia para paliar la situación, aunque hasta el momento no se ha hecho prácticamente nada.

De hecho, uno de los reproches que la Administración andaluza realiza de manera más reiterada, en las reuniones que mantiene con los regantes, es que no tengan una sola voz que sirva de interlocutor con las distintas consejerías. Por este motivo, alrededor de sesenta comunidades están ultimando los trámites para constituir la Junta Central de Regantes de la Axarquía, que abarcaría las alrededor de 12.000 hectáreas de cultivos de regadío –alrededor de la mitad son aguacates, unas 4.000 corresponden a mangos y el resto a invernaderos y otros árboles frutales, como cítricos, papayas, chirimoyas o nísperos–, que se calcula que hay en la Axarquía, desde Maro hasta Rincón de la Victoria, con unos 5.000 agricultores.

Tras crearse el pasado año la Plataforma Aguas de la Axarquía, integrada por buena parte de estas comunidades, el próximo paso se dará este martes en la sede de Trops, una de las principales firmas productoras y comercializadoras de subtropicales de la comarca oriental, situada en el núcleo veleño de El Trapiche. Allí están convocados, a las 20.00 horas, todas las comunidades de regantes y usuarios individuales, estén o no constituidas, rieguen o no del pantano, o lo hagan con pozos propios. Así, el objetivo es avanzar en la hoja de ruta acordada con la Junta, para la asamblea constituyente de la Junta Central de Regantes de la Axarquía, que ha convocado en el mismo lugar para el próximo 12 de septiembre.

Estudio técnico

En esta reunión preparatoria del próximo martes se expondrán las primeras conclusiones del estudio encargado a la consultora Agrimensur para conocer con exactitud las dimensiones del sector agrícola de regadío en la Axarquía, y a partir de ahí concretar los recursos hídricos disponibles, tanto de aguas subterráneas, fluyentes, regeneradas y superficiales. «Hay muchas comunidades que tienen las concesiones caducadas, otras en las que los papeles no se corresponden con lo que realmente se está regando, porque hay captaciones alegales o ilegales», asegura el presidente de la comunidad de regantes de Algarrobo, José Manuel Gil, quien aconseja que todas las comunidades de la comarca oriental acudan a la reunión y participen en la nueva Junta Central de Regantes de la Axarquía. No sólo las comunidades de regantes están convocadas, sino que también los ayuntamientos de la zona, a excepción de los situados muy por encima de la cota del pantano, como son Riogordo, Colmenar, Alfarnate y Alfarnatejo. Los 27 restantes, junto con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, están también llamados a integrarse.

La Junta viene exigiendo a los regantes de la zona este trámite para poder autorizar obras de emergencia por la sequía

«Una vez que estemos constituidos en Junta Central de Usuarios se supone que será más fácil tramitar actuaciones de emergencia para paliar la sequía, como obras de canalización e interconexión de pozos, tanto para conseguir los permisos necesarios como para optar a las ayudas», asegura Gil, quien destaca que las actuaciones más inmediatas en las que está trabajando la Junta es la conexión de los pozos del río Chíllar a la red de abastecimiento de La Viñuela, lo que aportaría unos 2,5 hectómetros cúbicos al año, y la puesta en funcionamiento de cuatro pozos en Vélez, Algarrobo y Torrox, que generarían unos diez hectómetros cúbicos para riego. Además, la Junta terminará de desatorar el túnel de Rubite a la presa.

Fotos

Vídeos