Programación y robótica en la escuela

Alumnos de Robótica del IES Alta Axarquía de Periana con sus robots controlables desde el móvil. /A. P.
Alumnos de Robótica del IES Alta Axarquía de Periana con sus robots controlables desde el móvil. / A. P.

Siete centros educativos y más de 250 alumnos de la comarca participan en el I Scratch Day Axarquía. Estudiantes de Secundaria y Bachillerato muestran sus creaciones en videojuegos, robots que se pueden controlar desde el móvil y pianos de suelo

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Marcadores digitales. Robots que se pueden controlar desde el móvil, que se enfrentan en combates de sumo, que juegan al fútbol o que son capaces de seguir un circuito espetando las señales de tráfico o estacionar. Pianos de suelo que producen sonido al pisar sus teclas, o molinos que producen música accionados por un ventilador, así como mapas de España donde al pulsar unos dispositivos situados en las diferentes comunidades autónomas ofrecen información básica de las mismas. Y todo hecho por escolares, alumnos de secundaria y bachillerato de entre 10 y 14 años. Y es que el futuro parece haber llegado a la escuela para quedarse.

Una muestra de ello es el I Scratch Day Axarquía celebrado esta semana en las instalaciones de la antigua Azucarera de Torre del Mar, una cita que ha sido capaz de reunir a más de 250 alumnos de siete centros educativos diferentes, cuyo objetivo ha sido sacar mostrar y dar a conocer los trabajos de programación informática, programación de juegos y robótica mediante la utilización de Scratch, que consiste fundamentalmente en usar un lenguaje de programación adaptado a la edad escolar y que facilita crear historias interactivas, juegos y animaciones, además de compartir sus creaciones con otras personas en la web; y tecnología Arduino, que son placas de desarrollo de hardware para construir dispositivos digitales.

Más de 250 alumnos de siete centros han participado en este evento tecnológico

Detrás de este primer encuentro se encuentra de asesor de tecnología del Centro de Profesores de la Axarquía (CEP), Fabián Nuñez, así como los equipos de trabajo creados en los diferentes centros de enseñanza que quieren promover e impulsar el uso de la nuevas tecnologías y el lenguaje de la programación informática en la Educación desde la escuela.

En I Scratch Day Axarquía han participado el CEIP Mare Nostrum de Torrox, el CEIP San Miguel de Nerja, el IES Alta Axarquía de Periana, el IES Miraya del Mar de Torre del Mar, el colegios e institutos de Vélez Juan Herrera Alcausa, Salvador Rueda y Juan de la Cierva, algunos de los cuales llevan ya varios años dedicando una gran atención a la enseñan del lenguaje de la programación a sus alumnos con un gran éxito. «Les encanta y les motiva un montón», aseguran los profesores.

Señales de tráfico

Telesforo Romero y Leandro Reyes, de 11 y 12 años, respectivamente, son alumnos del CEIP San Miguel de Nerja. Su trabajo ha consistido en realizar un robot capaz de prestar atención a las señales de tráfico y circular siguiendo una línea. Según Romero, que se muestra muy orgulloso de haberlo conseguido, el trabajo de los compañeros que han participado con él en el proyecto ha consistido en diseñar un programa que indique al robot cuando debe girar a la derecha o la izquierda. «Lo hemos hecho en solo dos sesiones de Cultura y Práctica Digital», una asignatura que reciben en su centro y que asegura en de las que más le gusta.

El secretario del colegio Juan Herrera Alcausa de Vélez, conocido popularmente como Los Olivos, Rafael Leiva, explica que su centro lleva tres años mostrando los trabajos de sus alumnos de programación y robótica en la UMA, pero que este año han preferido hacerlo en el Scratch Day Axarquía para que otros centros de la comarca se animen. «El hecho de que los alumnos aprendan a programar sus propios juegos es algo que les divierte y atrae enormemente», asegura.

Eso lo sabe bien también Atanasio Oviedo, profesor de Tecnología del IES Alta Axarquía de Periana. Este curso es el primero que el centro imparte una asignatura opcional de Robótica para los alumnos de 4º de Eso y 2º de Bechiller. «La tecnología también tiene que actualizarse y nuestros alumnos han aprendido a realizar robots que pueden controlar desde el móvil. Han tenido que realizar su propia App y diseñar un programar. Impartimos tres horas semanales en 4º y dos en bachiller. El resultado para los alumnos ha sido impresionante, tanto que estamos recibiendo un aluvión de peticiones para cursar la asignatura el próximo año», declara.

Juan José Belmonte Rubio, es profesor y tutor bilingüe alemán, es el coordinador del proyecto bilingüe en el CEIP Mare Nostrum de Torrox, que entre 2014 y 2016 participó en un proyecto Erasmus+, en la modalidad KA219 (la destinada a centros escolares). Recientemente ha conseguido apoyo para participar en otro proyecto (El Scratch, el idioma del siglo XXI) de la misma modalidad para el periodo 2016-2019 con el fin de desarrollarlo en edades más tempranas, concretamente desde los 5 años en adelante, y de realizar intercambios de alumnos de sexto de Primaria con los del mismo centro Joan Miró de Berlín.

Mapa hablante

Belmonte considera que este tipo de iniciativas deben extenderse al resto de los colegios e institutos de la Axarquía, por lo que acudió al I Scratch Day de la comarca con algunos de los trabajos realizados por los alumnos de su centro. Uno de ellos es 'Mi cuerpo habla'. Al pulsar alguna parte del cuerpo, una voz les indica de que parte se trata y su función. Los alumnos graban su propia voz, según la parte que le toca. «Las posibilidades son enormes. Lo que se necesitan son profesores que quieran hacerlo. Hace sólo cuatro años, el Scratch era una actividad desconocida, ahora en cambio cada vez lo es menos. Existen cursos de programación de videojuegos con Scratch como herramienta educativa y además contamos con el asesoramiento del CEP», señala.

Para Belmonte, lo primero que observan en los alumnos «es que desarrollan el pensamiento matemático. Están deseando acudir a trabajar a clase con los ordenadores. En nuestro centro trabajamos con el Scratch con niños y niñas de cinco años y percibimos los avances», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos