La piscina cubierta de Nerja lleva dos meses cerrada y los arreglos costarán 200.000 euros

Imagen de archivo de la piscina antes de su inauguración. /SUR
Imagen de archivo de la piscina antes de su inauguración. / SUR

El Ayuntamiento detecta fallos en la estructura tras once años y sostiene que el acta de recepción ya advertía de los problemas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El complejo deportivo de la piscina y el pabellón cubierto de Nerja se inauguró en mayo de 2007, tras una inversión de casi tres millones de euros, cofinanciada entre el Ayuntamiento y la Junta. Tras once años de uso, a mediados del pasado abril el Consistorio ordenó el cierre inmediato de las instalaciones de la piscina climatizada, a raíz de detectar «deficiencias y fallos» en la cubierta del recinto deportivo, tras las abundantes lluvias del mes anterior. Más de dos meses después, el recinto permanece cerrado. De momento, los técnicos están ultimando los proyectos para reparar los instalaciones, que precisarán de una inversión cercana a los 200.000 euros, según estimó la concejala de Deportes, Cristina Fernández (EVA-Podemos).

La edil detalló que los informes técnicos aconsejaban cerrar la piscina cubierta «de manera inmediata», porque se detectaron «deterioros y daños en la cubierta, en las maderas de los pasillos transversales y en los travesaños, que ponían en peligro el normal uso del complejo de la piscina cubierta». «Lamentamos profundamente esta situación, pero era lo que nos indicaron los técnicos municipales», argumentó Cristina Fernández, quien no pudo garantizar que los trabajos de reparación vayan a estar listos para el próximo mes de septiembre, cuando tendrían que retomarse las clases de natación y las horas de nado libre. «Vamos a hacer todo lo posible, pero es una cuestión técnica y administrativa, son reparaciones complejas en las cubiertas, tanto del pabellón como de la piscina», dijo. El pabellón sí ha seguido usándose, pero cuando empiecen las obras tendrá que cerrarse.

Así, apuntó que según la documentación que manejan, cuando las obras fueron recepcionadas, «en las actas ya se hacían constar los informes técnicos con las deficiencias, pero aún así, no sabemos el porqué, el anterior gobierno del PP con Armijo las recepcionó», afirmó. La edil añadió además que cuando accedieron al cargo en junio de 2015 detectaron que aún quedaba pendiente un pago de 190.000 euros a la Junta. Posteriormente, el Ayuntamiento llevó a cabo varios arreglos en el interior, tras detectar deficiencias en la zona del graderío.

«No comprendemos cómo pudieron recepcionar unas obras si por escrito estaban advirtiéndoles los técnicos de las deficiencias», añadió. El cierre de la piscina ha obligado durante estos dos últimos meses a los alumnos de la escuela de natación a desplazarse a la vecina localidad de Torrox para poder entrenarse. Además, las clases para mayores y niños, con unos 400 inscritos, se suspendieron.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos