Piden más informes a la empresa de la depuradora de Nerja para reanudar las obras

El PSOE exige al Ministerio que «deje de marear la perdiz» y busque soluciones para garantizar su finalización sin rescindir el contrato

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Las obras de la primera depuradora de Nerja siguen paralizadas después de nueve meses, debido al concurso de acreedores de la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam, cuando se encuentran al 80% de ejecución. Tras la reunión entre el Ministerio de Medio Ambiente y la firma, en la que ésta se comprometió a presentar «garantías financieras» para reanudar los trabajos, y de que el equipo de gobierno tripartito en el Ayuntamiento, conformado por PSOE, IU y EVA-Podemos, celebrase una manifestación a la que asistieron más de 700 personas, según la Policía Local, el Gobierno central le ha pedido a la compañía que aporte más informes para garantizar que está en disposición de retomar los trabajos y finalizarlos.

Así lo explicaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno central en Málaga, que señalaron que en el encuentro celebrado el pasado lunes por la tarde los socios de la nueva Isolux-Corsán-Corviam, que se han quedado con un paquete de unas 140 obras, le aportaron a los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente diversa documentación, pero que estos les han pedido más informes. De esta forma, se prevé que la documentación pueda llegar a lo largo de esta semana, de manera que en unos días se sabrá definitivamente si las obras se pueden retomar, o si el Gobierno central decide finalmente rescindir el contrato y volver a sacar a concurso los trabajos que quedan pendientes para finalizar el proyecto, entre los que están la instalación de varios colectores urbanos y la ejecución de la principal estación de bombeo, que se ubicará en la zona del paseo marítimo de la playa de Burriana.

Por su parte, el diputado nacional del PSOE por Málaga Miguel Ángel Heredia exigió ayer al Ministerio que «deje de marear la perdiz» y busque «soluciones para garantizar su finalización sin tener que proceder a la rescisión del contrato». «No se puede seguir retrasando la reanudación de las obras. Resolver el contrato y convocar otro concurso volvería a retrasar muchísimo la obra, «pues como mínimo estaríamos hablando de otro año más de retraso», apostilló.

Año y medio de retrasos

«Es fundamental evitar este escenario, porque estaríamos hablando de realizar un inventario de todas las obras ejecutadas, resolver la liquidación, volver a licitar lo que resta por hacer y adjudicar de nuevo, con los consiguientes plazos oficiales», detalló. Heredia también va a preguntar al Gobierno central de Mariano Rajoy por qué si el Ejecutivo sabía que esta empresa estaba en concurso de acreedores no se ha reunido antes y ha tenido que esperar tantos meses para sentarse con ella y tratar de buscar una solución para desbloquear las obras.

El diputado socialista recordó que estas obras comenzaron en enero del 2014 y el Gobierno central aseguró que la depuradora estaría en servicio en el verano de 2016. «Estamos en febrero de 2018, las obras están paralizadas, no sabemos cuándo volverán a reanudarse, aún queda por aprobarse un complementario que no se sabe ni el coste ni en qué va a consistir y queda una parte significativa de la obra por realizar», manifestó.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos