Piden 15 años para un turista acusado de matar a su pareja en un hotel en Vélez-Málaga

Piden 15 años para un turista acusado de matar a su pareja en un hotel en Vélez-Málaga

La Fiscalía defiende que el hombre y la mujer discutieron, tras lo que el procesado cogió el cable del cargador de un teléfono y la asfixió

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Un hombre, nacido en Dinamarca y de 53 años de edad, tendrá que sentarse ante los miembros de un jurado popular para responder del crimen del que está acusado. La víctima fue la que entonces era su pareja, con la que se encontraba pasando unos días en Vélez-Málaga, y a la que, supuestamente, acabó matando tras una discusión, según defiende la Fiscalía, que pide que sea condenado a 15 años de prisión.

Los hechos tuvieron lugar en junio de 2015 en la citada localidad. Según recoge en las conclusiones provisionales, a las que ha tenido acceso este periódico, el Ministerio Público explica que el procesado estaba con la que era su pareja sentimental, una mujer danesa de 40 años, pasando unos días en Vélez-Málaga, a donde habían acudido para visitar a un amigo que residía en el municipio.

El día 20 de ese mes, sobre las 23.00 horas aproximadamente, el acusado estaba en un chiringuito de Torre del Mar acompañado por unos amigos y su pareja. Al parecer, el procesado y la víctima mantuvieron una discusión allí, por lo que la mujer decidió marcharse al hotel en el que estaban alojados, situado en este núcleo poblacional.

El Ministerio Público le considera responsable de un delito de homicidio

Sin determinar la hora exacta, desde la Fiscalía se asegura que, en la madrugada del día 21, el procesado volvió a discutir con su pareja. Fue entonces, cuando, con intención de matarla, cogió el cable del cargador de un teléfono móvil y la estranguló hasta acabar con su vida, siempre según se asegura desde el Ministerio Público.

Según el documento judicial, la víctima presentaba diversas heridas, tanto en el cuello como en el resto del cuerpo. Por todo ello, la Fiscalía afirma que estos hechos son constitutivos de muy delito de homicidio, en el que concurriría la circunstancia agravante de parentesco.

El Ministerio Público señala que el procesado es el responsable de ello y solicita que sea condenado a la citada pena de prisión. Asimismo, pide que se le imponga la obligación de indemnizar al padre de la víctima con 200.000 euros.

En cuanto al procesado, tal y como adelantó este periódico cuando ocurrieron los hechos, habría admitido a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que llevaron a cabo la investigación que aquella noche mantuvo una discusión con su pareja. Al parecer, contó que la mujer entró al cuarto de baño e intentó ahorcarse con el secador del pelo.

Tras ello, supuestamente relató que sacó a la mujer del cuarto de baño y la puso en la cama boca abajo, quedándose dormido al lado. Habría afirmado que, al despertarse y ver que la mujer no respiraba, pidió que llamaran a una ambulancia.

Fue el director del hotel el que decidió alertar a la Policía Nacional al ver que la habitación estaba desordenada y que la mujer podría llevar varias horas sin vida. De hecho, cuando se produjo la llegada de los servicios sanitarios del 061, el facultativo solo pudo certificar la muerte de la víctima.

En la habitación, el mando de la televisión estaba destrozado y había ropa, monedas y tabaco tirados por el suelo. Los investigadores del caso, tras tomar declaración al procesado, decidieron detenerle por su presunta implicación en estos hechos, según informó en su momento la Subdelegación del Gobierno.

Ahora serán los miembros de un jurado popular los que tendrán que decidir lo que ocurrió aquella madrugada en el hotel de Torre del Mar. Será durante un juicio que está previsto que comience el próximo 19 de febrero y que se celebrará en la Ciudad de la Justicia de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos