Más de 700 personas se manifiestan en Nerja para exigir la reanudación de las obras de la depuradora

La protesta ha recorrido las calles hasta la futura planta de tratamiento de aguas residuales./Eugenio Cabezas
La protesta ha recorrido las calles hasta la futura planta de tratamiento de aguas residuales. / Eugenio Cabezas

A la marcha convocada por el gobierno tripartito local, de PSOE, IU y EVA-Podemos, se han sumado también representantes de Ciudadanos y la presidenta de la Asociación Local de Empresarios, pero no ha asistido ningún integrante del PP

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Más de 700 personas, según fuentes de la Policía Local, y alrededor de 400, según la Guardia Civil, se han manifestado este sábado por las calles del centro de Nerja para exigir la reanudación de las obras de la primera estación depuradora de aguas residuales del municipio más oriental de la provincia, el único punto del litoral malagueño que aún no cuenta con saneamiento integral, que llevan paralizadas nueve meses por el concurso de acreedores de la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam. A la marcha, convocada por el equipo municipal de gobierno tripartito, conformado por PSOE, IU y EVA-Podemos, se han sumado representantes de Ciudadanos y la presidenta de la Asociación de Empresarios de Nerja, Ángela Díaz. No ha acudido ningún responsable del PP local.

Bajo el lema ‘Depuradora Ya’, la protesta, que estaba autorizada por la Subdelegación del Gobierno central en Málaga, se ha iniciado a las 11.00 horas desde los bajos del Ayuntamiento, para recorrer las calles Carmen, Puerta del Mar, Pintada, avenida de Pescia, y hasta llegar a la futura planta de tratamiento de las aguas residuales de Nerja, situada en la zona de Fuente del Badén. Con pancartas en las que podían leerse mensajes como ‘Bienvenidos al mar Mierditerráneo’, ‘Verano Azul tirando a marrón’, ‘Mar Limpio, Turismo Sano’ o ‘Mucho Fitur y poca depuradora’, los participantes han exigido al Ministerio de Medio Ambiente, como administración encargada de su supervisión técnica y financiación, la finalización de las obras, que están al 80% de ejecución y deberían haberse finalizado en el verano de 2016.

Sin embargo, los trabajos llevan prácticamente paralizados desde el pasado abril, y la empresa adjudicataria está en concurso de acreedores desde julio de 2017. A la protesta han acudido, acompañando a la alcaldesa, la socialista Rosa Arrabal, los diputados en el Congreso por Málaga del PSOE Miguel Ángel Heredia y Begoña Tundidor, los parlamentarios andaluces socialistas Beatriz Rubiño y Mari Nieves Ramírez, además del presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía y alcalde de Iznate, Gregorio Campos, junto a otros concejales socialistas.

Por parte de Ciudadanos han estado su concejala en Nerja, Mari Carmen López, y el coordinador local de la formación naranja, Manuel Carrillo, junto a otros militantes del partido que lidera a nivel nacional Albert Rivera. Todos los dirigentes políticos han pedido al Gobierno central de Mariano Rajoy «que escuche la voz de un pueblo, que se ha echado masivamente a la calle para exigir un proyecto fundamental desde el punto de vista medioambiental y turístico, no sólo para Nerja sino también para el resto de la provincia», ha manifestado la regidora nerjeña, quien ha lamentado que la Subdelegación del Gobierno mandase ayer un comunicado intentando parar la protesta, en el que anunciaba que la empresa adjudicataria se ha comprometido a presentar este lunes garantías financieras para retomar las obras.

«La depuradora es una necesidad urgente, ya no podemos esperar más, esperamos que de una vez por todas se reanuden las obras, y que nos garanticen que se están ejecutando conforme al proyecto, y que una vez finalizadas no van a suponer un sobrecoste por el tema de la electricidad y tener que bombear hasta aquí las aguas residuales», ha declarado Arrabal.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Empresarios de Nerja (AEN), Ángela Díaz, ha asegurado que apoyan esta reivindicación que consideran «justa para los nerjeños». «Llevamos muchos meses trabajando para que se retomen las obras y esperamos que haya noticias positivas muy pronto», ha asegurado en alusión a la última reunión técnica entre el Ministerio y la empresa, en la que ésta se ha comprometido a presentar las garantías financieras para retomar los trabajos en unos días. A la marcha han asistido también el exalcalde socialista entre 1987 y 1995 y expresidente de la AEN entre 2008 y 2010, Gabriel Broncano, y el que fuera edil de Turismo en la pasada legislatura con el PP, Bernardo Pozuelo.

Desde el PP de Nerja han calificado de «políticamente oportunista e improcedente» la manifestación, «al haberse podido comprobar, en la reciente reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno, entre el Ministerio de Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Nerja y Empresarios locales y provinciales, la firme y decida voluntad del Gobierno Central de reanudar las obras para su pronta finalización».

«Aprovechamos para denunciar, cuando se está en vía de solución, el sinsentido de la convocatoria de la manifestación y la torpe e incompetente gestión municipal del tripartito que ha provocado deliberada, intencionada e injustificadamente la paralización de importantes actuaciones que, al día de la fecha podrían estar totalmente finalizadas», han añadido los populares, que gobernaron en el Ayuntamiento durante cinco legislaturas, de 1995 a 2015, con José Alberto Armijo al frente.

Entre las obras que quedan por ejecutar está la instalación de los principales colectores urbanos y la estación de bombeo de la playa de Burriana. El proyecto se adjudicó a finales de 2013 por 23,24 millones de euros, un 44% menos que los 40,7 millones que fijó la Junta de Andalucía en el anteproyecto. No obstante, la actuación está pendiente de un modificado de la obra, para incorporar ocho de los once puntos de vertidos existentes, que no estaban contemplados, lo que supondrá un sobrecoste de alrededor de 2,2 millones.

Esta manifestación ha tomado el testigo de las dos organizadas a principios de 2011 por Equo-Los Verdes, a las que acudieron unos 200 vecinos. Entonces no asistieron representantes ni del PSOE, que gobernaba en esos momentos en Madrid con José Luis Rodríguez Zapatero, ni del PP, que estaba al frente del Ayuntamiento nerjeño con José Alberto Armijo como alcalde. En la marcha de hoy alrededor de un tercio de los 700 participantes eran residentes extranjeros, fundamentalmente británicos y nórdicos.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos