El parque de Bomberos de Nerja suma año y medio cerrado por la falta de acuerdo entre administraciones

Los bomberos del retén han instalado pancartas de protesta/E. C.
Los bomberos del retén han instalado pancartas de protesta / E. C.

El recinto tiene pendiente la instalación de las puertas tras una inversión de 1,2 millones que han cofinanciado el Consistorio y Diputación

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La apertura del primer parque de Bomberos de Nerja, que prestará también servicio a los municipios vecinos de Torrox y Frigiliana, tendrá que seguir esperando varios meses más, al menos hasta principios de 2018. Las obras están prácticamente finalizadas, a falta tan sólo de la colocación de las puertas del edificio principal y de la de entrada peatonal, así como el ajardinamiento del entorno del recinto, situado en el vial de acceso a Nerja desde la autovía. Sin embargo, la actuación lleva paralizada desde marzo de 2016 por las discrepancias entre el Ayuntamiento y la Diputación, que han cofinanciado el proyecto, valorado en 1,2 millones de euros, sobre quién debía pagar los 90.000 euros que costaban varios flecos pendientes.

Después de más de año y medio de desencuentros e intercambios de documentación, finalmente la Diputación ha dado su brazo a torcer, y en vista de que el Ayuntamiento, gobernado por un tripartito, de PSOE, IU y EVA-Podemos, se negaba a abonar estos sobrecostes, ha aceptado que el proyecto no sea modificado, tal y como habían pedido los profesionales de extinción de incendios del Consorcio Provincial de Bomberos, de forma que los elementos que quedan por colocar se van a instalar conforme al proyecto original, sin aumento de costes.

«No entendemos porqué no terminan ya las obras del parque y lo abren, desde el Ayuntamiento hemos hecho todo lo que nos han dicho desde la Diputación», dijo a SUR la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE). «Si es por una cuestión partidista, de querer inaugurarlo ellos, que no se preocupen que yo no me pongo en la foto», afirmó el concejal de Bomberos, Óscar Jiménez (PSOE).

Las discrepancias entre ambas instituciones han venido por la interpretación del convenio suscrito entre el Consistorio, gobernado entonces por el PP, con José Alberto Armijo al frente, y la Diputación. El diputado provincial de Obras, Francisco Oblaré (PP), dijo que los trabajos pendientes se van a ejecutar en noviembre, de forma que una vez que el Ayuntamiento recepcione el parque y se entregue a la Diputación, ya se podrán abrir las instalaciones. «La fecha concreta dependerá de la celeridad del Ayuntamiento en admitir la liquidación y en el trámite de cesión a la Diputación», añadió.

Fotos

Vídeos