Los padres del Reyes Católicos de Vélez-Málaga han propuesto pagar a un profesor particular

Los padres del Reyes Católicos de Vélez-Málaga han propuesto pagar a un profesor particular

Preocupación porque asignaturas troncales, como Física y Química o Matemáticas, afectan también a alumnos de segundo de Bachillerato

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La falta de profesores es una situación que se sucede por toda la provincia, y raro es el instituto que no se encuentra con dificultades para completar su plantilla. Un caso extremo ha sido el del IES Cancelada, de Estepona, en el que han llegado a faltar ocho profesores. En el Torre Atalaya no hay profesor de Física y Química desde comienzo de curso y también están sin profesor de Biología. En el Gerald Brenan de Alhaurín de la Torre se ha jubilado el profesor de Física y Química y no se ha encontrado sustituto. En el Salvador Rueda falta desde comienzo de curso el profesor de Matemáticas, y no hay sustitutos para dos bajas de Lengua y Literatura. En la Laboral también falta un profesor de Matemáticas desde comienzo de curso y en el de Ciudad Jardín no hay profesor de Informática.

Noticia relacionada

Para el presidente del AMPA Xerifa del Torre Atalaya, esta situación muestra que «la educación sigue sin ser una prioridad para autoridades y los políticos» y que le parece «muy desacertado» que se quieran ahorrar dinero a costa de la educación.

La desesperación de los padres ha llegado a tal extremo, que se han propuesto iniciativa insólitas. Es el caso del instituto Reyes Católicos de Vélez-Málaga. Aquí, según explica José Luis Jiménez, del AMPA El Molino, los alumnos de segundo de Bachillerato no tienen profesora de Matemáticas desde que comenzó el curso. La profesora destinada al centro ha dado a luz este pasado verano, y llegó el día 1 para tomar posesión pero el día 2 se tramitó su baja por maternidad. «Esperábamos que se cubriera esta baja, al principio esperábamos las dos semanas que suelen tardar en enviar otro profesor, pero la situación se mantenía y ya preguntamos en dirección, en la delegación, etcétera, hasta que nos comunican que no hay personal en las bolsas de sustituciones y que habrá que esperar a que se convoquen nuevas bolsas», indica. Con el agravante, además, de que Matemáticas es en este centro materia bilingüe, lo que complica aún más encontrar a un sustituto. Este lunes, explica José Luis Jiménez, la asociación de madres y padres convocó una reunión para abordar este problema, con la natural preocupación de que los alumnos lleven ya casi un mes sin clase y, además, con las pruebas de selectividad que tendrán al finalizar este curso. «Hemos propuesto a la dirección contratar a un profesor particular, que pagaremos nosotros, para que vaya al instituto a darles clase. No creo que lo admitan –reconoce–, pero es la salida que nos queda para que no pierdan más tiempo».

Fotos

Vídeos