Padres y librerías se quejan de que siguen sin cobrar las ayudas de los cheque-libros

Algunas papelerías exigieron a las familias de los beneficiarios que adelantaran el pago del material ante el retraso del Consistorio en abonarles

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Carlos es padre de un menor de cinco años beneficiario de la ayuda del cheque-libro que concede el Ayuntamiento de Vélez. En septiembre pasado adquirió en una librerías de Torre del Mar el material para su hijo. La correspondía una ayuda de 70 euros, sin embargo la librería a la que acudió para adquirir el material escolar le pidió que adelantara el pago y le dijo que una vez que el Ayuntamiento se la abonara, le llamarían para devolvérsela. Siete meses después y viendo que no recibía ninguna llamada, Carlos optó por llamar hace unos días para saber por qué no le habían devuelto aún la ayuda. Según le dijeron, el Ayuntamiento sigue sin abonarle los cheques y por tanto no puede devolverle los 70 euros que le corresponden. Llevan esperando desde octubre de 2017.

Pero no todas las librerías del municipio adheridas -son unas diez- a los cheque-libros del Ayuntamiento exigieron a los padres que adelantaran el gasto. La mayoría optaron por facilitar el material adelantando ellas el pago. Sin embargo, todavía a estas alturas del curso escolar el Consistorio veleño tampoco les ha abonado los cheque-libros. Al menos, así lo ha asegurado Juan Carlos Ortega, dueño de la papelería Zona Norte de Vélez, a la que le adeudan 6.300 euros y para quien este retraso por parte del Ayuntamiento está causando un gran daño a las librerías acogidas a este plan de ayudas municipal para la familias con hijos en educación infantil. Según Ortega, la mayoría de las papelerías y librerías tuvieron que saldar sus pedidos con las editoriales y almacenes de distribución en noviembre.

El curso escolar anterior 2016-2017, las librerías pudieron cobrar los cheque-libros nueve meses después de que el Ayuntamiento los hubiera entregado. Por esa razón, en septiembre pasado, coincidiendo con el comienzo del curso 2017-2018, hubo algunas que pidieron a los padres que adelantaran el dinero de la ayuda y les dijeron que les llamarían cuando el Ayuntamiento les pagara para devolverles la cuantía de los cheques.

Beneficiarios

Según Ortega, una solución sería no aceptar los cheque-libros, pero ello supondría perder clientes, porque los padres irían a las que sí los aceptan. El Ayuntamiento había destinado para este curso 145.000 euros para estos cheques, destinados a alumnos de primer y segundo ciclo de Infantil, siendo unos 2.250 los menores beneficiados. El objetivo al inicio del curso era beneficiar a 1.750 alumnos de Educación Infantil de segundo ciclo (3, 4 y 5 años) y 500 de primer ciclo (0 a 3 años), que son los escolarizados en las escuelas infantiles.

Los libreros se quejan de que ni la concejala de Educación, Cynthia García, ni el edil de Hacienda, Juan Carlos Márquez, les atiende ni les informa sobre cuándo podrán cobrar lo que se les debe.

La edil de Educación se limitó a manifestar ayer a SUR que «el tema del cheque-libro está en su última fase de tramitación», eludiendo cualquier otra explicación sobre los motivos por los que llevan ya siete meses sin realizar un sólo pago a las papelerías y librerías afectadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos