Ordenan que la menor reclamada por su padre en Torrox sea entregada el domingo

Ordenan que la menor reclamada por su padre en Torrox sea entregada el domingo

En un auto, que ya ha sido notificado a las partes, la jueza ha acordado "una medida urgentísima" para que se cumpla la sentencia que atribuye la guardia y custodia de la pequeña de 10 años al progenitor

EFE

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox ha ordenado hoy a una madre "la restitución inmediata" de su hija a su padre, que la reclama desde el pasado 16 de agosto, una medida que ambos progenitores han aceptado y que se producirá el próximo domingo.

En un auto que la titular del juzgado trasladará mañana a las partes pero que ya les ha sido notificado hoy verbalmente durante la comparecencia de ambos en la sede judicial, la jueza ha acordado "una medida urgentísima" para que se cumpla la sentencia que atribuye la guardia y custodia de la menor, de 10 años, al padre.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a Efe de que los padres han acudido al juzgado a una comparecencia a instancias de la Fiscalía, pero la misma se ha tenido que suspender y aplazarse hasta un nuevo señalamiento, debido a que la madre se ha personado sin abogado.

No obstante, la jueza ha aprovechado para trasladar su medida a las partes, a la espera de que se celebre la nueva comparecencia, y que obliga a la restitución de la menor a su padre este domingo, a partir de las 20.00 horas, y a que éste la entregue todos los fines de semana a su madre.

Las fuentes han precisado que la madre, natural de Venezuela, se presentó el pasado jueves en el juzgado "con intención de entregar a la niña", aunque la jueza le indicó que ese no era el procedimiento oportuno. El auto de la titular del juzgado incluye la prohibición de que la menor pueda abandonar el país y, con vistas a la futura comparecencia de los padres, pide que sea examinada por los equipos psicosociales de la Junta de Andalucía. Asimismo, la jueza ha exigido a los padres que se abstengan de "mediatizar" a la niña y no difundan datos sobre su intimidad o su estado, algo a lo que los progenitores también se han comprometido.

Ramón Porras, abogado del padre, explicó la pasada semana que había solicitado la ejecución de la sentencia del 15 de noviembre de 2016 por la que se acordaba el régimen de visitas y se atribuía la guardia y custodia a su cliente, José Luis Franco.

Porras indicó que tal y como estipulaba la citada resolución judicial, su defendido entregó a la niña a su madre el pasado 1 de agosto, con la previsión de que le fuese devuelta el día 16, circunstancia que no se produjo. Asimismo, según el letrado, durante esa primera quincena de agosto, la mujer remitió a su expareja varios mensajes de mensajería instantánea en los que manifestaba que no iba a entregar a la niña porque ésta quería vivir con ella.

Porras afirmó que esta mujer, "siguiendo el ejemplo de otros supuestos mediáticos recientes, se ha acogido al impresentable tribunal de las redes sociales, con total desprecio y faltando descaradamente a la verdad". En este sentido, señaló que en sus redes sociales, ha acusado a su defendido de "maltratador" y ha colgado mensajes en los que "confunde denuncias con sentencias absolutorias de mi cliente".

Asimismo, detalló que la mujer utiliza "un lenguaje injurioso" contra jueces y fiscales, a los que atribuye la desprotección de la menor, al tiempo que afirma que "en este país no se protegen los derechos de los menores".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos