Nerja quiere poner orden en el suministro de agua a una cuarta parte de sus viviendas

Imagen de los nuevos equipos de presión instalados por la firma. /E. C.
Imagen de los nuevos equipos de presión instalados por la firma. / E. C.

La empresa mixta Aguas de Narixa instala equipos para conectar a la red municipal a unas 4.000 casas que se abastecen con otra suministradora

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La guerra del agua en el ‘manantial abundante’ prosigue y aumenta de tono. Nerja, cuyo nombre procede del árabe ‘Narixa’, que significa precisamente eso, manantial abundante, sigue siendo escenario del enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua, Aguas de Narixa S. A. (participada en un 50% por Aqualia), de un lado, y de otro, la comunidad de regantes y consumidores Fuente del Badén, que abastece, aproximadamente, a una cuarta parte de las alrededor de 18.000 casas con las que cuenta la localidad más oriental de la provincia.

En los últimos meses la empresa concesionaria del servicio de aguas ha completado un plan de inversiones con el objetivo de regularizar esta situación, instalando equipos que le permitan conectar a la red municipal todas esas viviendas que ahora se abastecen con la otra empresa suministradora, y que no disponen de contadores individuales en las casas, por lo que los vecinos pagan una ‘tarifa plana’. Tanto desde el Ayuntamiento como la empresa entienden que son «los únicos con autorización» para suministrar el líquido elemento «potable» a los vecinos, y que la comunidad de regantes y consumidores Fuente del Badén «no está autorizada por la Junta, ya que únicamente cuentan con una concesión para regadío».

Según informaron desde Aguas de Narixa, las obras realizadas han consistido en la instalación en el depósito de San Juan de Capistrano de equipos de elevación de presión con capacidad para el abastecimiento a unas 2.000 viviendas, lo que permite dotar a la zona norte de Nerja de un suministro de agua «con las condiciones adecuadas de caudal y presión».

Por su parte, el concejal de Infraestructura, José María Rivas (PSOE), dijo que con estas inversiones el Ayuntamiento cumple con la normativa, «algo que no hizo el anterior gobierno del PP, que desde 2011 desoyó los requerimientos que le hacía la Junta», según el edil. «Hay urbanizaciones que ya han pedido regularizar la situación conectándose a Aguas de Narixa», avanzó, al tiempo que calificó de «irregular» la distribución de agua a viviendas que realiza la comunidad de Fuente del Badén, «para la que no cuenta con autorización municipal alguna, al no poder esta comunidad proceder al abastecimiento de agua para consumo humano».

«Coacciones y amenazas»

Por su parte, la comunidad Fuente del Badén acordó el pasado verano seguir adelante con los procedimientos judiciales iniciados contra el Consistorio nerjeño y Aqualia ante las «coacciones y amenazas» que presuntamente están recibiendo sus usuarios para conectarse a la red con esta firma y dejar de recibir el líquido elemento a través de Fuente del Badén.

«Los problemas han sido provocados por el Ayuntamiento, cosa verdaderamente insólita habida cuenta del servicio que esta comunidad ha prestado durante tantos años al municipio supliendo las deficiencias que el propio Consistorio tenía y siempre a costa de sus miembros», dijeron.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos