Una empleada de una tienda de Nerja denuncia un intento de agresión sexual

Imagen del presunto autor. /Sur
Imagen del presunto autor. / Sur

La joven, de 24 años, consiguió zafarse del hombre después de que la agarrase por el cuello y la tirase al suelo en la zona interior del local

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Una joven dependienta de una tienda de Nerja denunció el pasado martes haber sido víctima de un intento de agresión sexual por parte de un hombre cuando se encontraba trabajando en el interior del establecimiento. Los hechos tuvieron lugar sobre las 16.00 horas, cuando la mujer, de 24 años, estaba sola en el local. En ese momento entró un joven, de entre 25 y 30 años, vestido con una sudadera de chándal de color blanco, unos vaqueros oscuros y una gorra negra. Al parecer, según el testimonio de la joven, el presunto agresor la tiró al suelo, la arrastró a la zona interior del establecimiento, y cogiéndola del cuello se abalanzó sobre ella, amenzándola con que si gritaba «la iba a matar». Sin embargo, la joven dependienta consiguió reaccionar con fuerza, propinándole una patada al hombre, y comezando a gritar. En ese momento, el supuesto agresor sexual se marchó del local corriendo.

Fue captado por una cámara de seguridad de un establecimiento cercano. Según ha podido saber SUR, emprendió la huida en dirección a un céntrico descampado, que se usa como zona de aparcamientos, donde se le perdió la vista. Rápidamente, tanto la Policía Local como la Guardia Civil montaron un amplio dispositivo de búsqueda para tratar de localizarlo. Sin embargo, al cierre de esta edición las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aún no habían conseguido detenerlo. Al parecer, la joven habría explicado que no conocía de nada al agresor, «sólo de verlo pasar por la puerta del establecimiento y de quedársele mirando». Las fuentes consultadas han apuntado que el presunto agresor podría residir en la localidad más oriental de la provincia o en un municipio de los alrededores.

En los últimos días han trascendido otros dos casos de agresiones sexuales consumadas. El primero se conoció el pasado sábado. Ocurrió en Almáchar, donde una joven denunció que había sido forzada por un amigo cuando se encontraba en estado de embriaguez en una casa rural en la que estaban celebrando una fiesta junto a otras amistades. Según informó la Policía Nacional, la víctima aportó incluso una conversación que había mantenido con el sujeto a través de ‘Whatsapp’ en la cual éste vendría a reconocer los hechos por los que se le investiga, y por los que ha sido detenido y puesto a disposición judicial. El segundo caso ocurrió en Torremolinos, donde una joven de 29 años denunció haber sido violada por un hombre en la zona de La Nogalera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos