El Ministerio pide a la empresa de la depuradora de Nerja garantías para reanudar las obras

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Las obras para que Nerja deje de tener el dudoso honor de seguir siendo el único gran municipio del litoral malagueño que continúa vertiendo directamente al mar sus aguas residuales sin ningún tipo de tratamiento previo se mantienen paralizadas desde hace nueve meses. Sin embargo, la situación podría cambiar en unos días si se concretan las negociaciones que viene manteniendo el Ministerio de Medio Ambiente con la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam, que está en concurso de acreedores desde el pasado verano. El Gobierno central tiene previsto reunirse hoy con la firma para solicitarle «garantías financieras al objeto de reiniciar los trabajos», cuyo grado de ejecución actual ronda el 80%, teniendo en cuenta el desarrollo de las obras tanto de la estación de bombeo como de los colectores y emisarios, que son las actuaciones aún pendientes.

«Si la empresa es capaz de ofrecer dichas garantías se suspenderá de inmediato el trámite de resolución del contrato ya iniciado por el Ministerio de Medio Ambiente en noviembre de 2017, cuatro meses después de que la UTE entrara en concurso de acreedores. En caso contrario se continuará con el procedimiento de resolución y se buscará la solución más adecuada para ejecutar los trabajos y finalizar la obra lo antes posible», aseguraron ayer desde la Subdelegación del Gobierno central en Málaga en una nota de prensa. En ese sentido, se barajan para ello dos opciones: la redacción de un nuevo pliego para sacar a concurso lo que queda del proyecto o la ejecución, vía encomienda, por parte de una empresa pública que concluya la infraestructura.

«Problemas financieros»

El subdelegado del Gobierno central en Málaga, Miguel Briones, presidió ayer una reunión de trabajo para el análisis e impulso de las obras de la EDAR de Nerja, tal y como se recogía en una propuesta institucional aprobada por todos los grupos políticos del Ayuntamiento de dicho municipio.

Al encuentro asistieron representantes del Ministerio, empresarios, el Foro del Saneamiento Integral de la Costa del Sol, la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE) y representantes de todos los grupos políticos de la corporación local. «Por parte del Ministerio se ha ofrecido información de primera mano de todos y cada uno los estadios de la obra, en los que se ha puesto de manifiesto, de forma clara, que el ritmo de la actuación se ha visto única y exclusivamente afectado por los problemas financieros de la UTE constructora», afirmaron.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos