'Mindfulness' para que los funcionarios de Vélez-Málaga estén centrados en el trabajo

Una de las sesiones de 'mindfulness' en el Ayuntamiento./
Una de las sesiones de 'mindfulness' en el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento lleva diez meses impartiendo talleres de diez minutos semanales a los trabajadores para mejorar su rendimiento

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

No trasladar los problemas personales a los ciudadanos, mejorar la empatía, reducir el estrés, saber hacer frente a los riesgos psicosociales del propio trabajo, estar mucho más centrados en el desempeño de sus funciones, lograr que el empleado municipal esté contento y por supuesto mejorar la atención a los vecinos. Con esta finalidad, el Ayuntamiento de Vélez presume de ser pionero en Andalucía en impartir clases de 'mindfulness' a los funcionarios y empleados públicos. El 'mindfulness', que tiene su origen en la meditación budista, es una forma de meditación basada en la concentración y en la conciencia.

Aunque en un primer momento se pensó sólo para los funcionarios del área de Servicios Sociales para que pudieran saber salir sin verse afectados de los muchos problemas que por el desarrollo de su trabajo ven desde que comenzara la crisis (desahucios, personas sin recursos ni medios para servicios básicos, ausencia de ingresos económicos...), en la actualidad los cursos que imparte el Ayuntamiento están dirigidos a todos servicios, de modo que más de un centenar de empleados municipales de diferentes departamentos acuden una vez por semana.

Siempre fuera del horario de atención al público, aunque no de la jornada laboral. Apenas de 10 a 15 minutos semanales, pero que están dando un magnífico resultado. Al menos eso es lo que asegura la exedil de Personal y actual concejala de Informática, Innovación Tecnológica y Reprografía del Consistorio veleño, la socialista Ana Campos, que fue la impulsora de la iniciativa.

«Los asistentes nos comentan que han mejorado en cuanto a la atención, proactividad, empatía, compañerismo y buen ambiente en el lugar de trabajo. Las sesiones se han abierto a todo el personal municipal y personal de empresas externas que trabajan en las distintas instalaciones», afirma Campos.

Uno de los funcionarios que asiste a estos cursos y que no quiere dar su nombre asegura que al principio acudió sin creer en ello, sólo por curiosidad. «Ahora, en cambio, después de haber ido varias veces, reconozco que me siento mucho mejor y voy a mi trabajo contento y estoy más centrado», asegura.

La monitora encargada de impartir estos cursos es una enfermera de profesión, Noelia. Según explica, siempre empieza con unos ejercicios de respiración «que ayudan a ventilar el cuerpo».

Concentración y atención

Después continúan intentando que los participantes tomen conciencia corporal para que visionen si tienen molestias, y suele terminar con ejercicios de concentración y atención. «Intentamos trabajar esa atención en sus puestos de trabajo, ya que hay muchos estímulos que les hacen distraerse y rendir menos», señala.

Lo que se persigue con estos cursos, explica Ana Campos, es enseñar al cerebro a poner el foco en una sola función, de tal forma que pueda dedicarle atención plena; así como a alcanzar el silencio interior, relajar el cuerpo, limpiar la mente de pensamientos innecesarios y mantener la mente enfocada, a la vez que reducir el estrés.

Según Noelia, la mayoría de los trabajadores y funcionarios que acuden suelen ser los mismos, aunque los que lo hacen por primera vez suelen repetir. Esta enfermera señala asimismo que otras de la ventajas del 'mindfulness' es que reduce el absentismo laboral.

Las sesiones se imparten actualmente en ocho centros municipales diferentes, y según Campos, puedes aumentar la productividad de los trabajadores municipales un 20 por ciento.

Sin embargo, para el principal grupo político en la oposición, el PP, lo que verdaderamente necesitan los funcionarios es mejorar su formación, ser más eficientes y atender mejor a los ciudadanos, en lugar de estos cursos de «meditación y relajación». El portavoz «popular», Francisco Delgado, ha señalado en este sentido que para su grupo no es aceptable que «en estos tiempos se impartan estos cursos con cargo a los contribuyentes» y que además se hagan dentro del horario laboral. Delgado ha criticado también que el cuatripartito no haya informado antes a los grupos de la oposición de esta iniciativa. «Nos hemos enterado diez meses después».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos