Medio Ambiente corta el agua a otras diez comunidades por exceder el consumo

La Junta no les restablecerá el suministro hasta enero próximo, por lo que las que no cuenten con otros recursos hídricos no podrá regar hasta 2018

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio no quiere permitir que haya comunidades de regantes que consuman más agua de la que les corresponde, especialmente en la actual situación de sequía. Por ello está cortando el agua del embalse de La Viñuela a aquellas que ya han utilizado todo el caudal que les corresponde para este mes de diciembre, tal y como acordara la mesa técnica formada por técnicos de la Consejería y representantes de los regantes. En total, una decena de comunidades de regantes han dejado de recibir agua del pantano para regadío y no se descarta que el número pueda incrementarse en los próximos días. Según ha explicado el sector, se trata de una interrupción temporal, toda vez que el suministro se verá reanudado el próximo mes enero de 2018.

El caudal que corresponde a la cada una de las comunidades de la zona regable del Plan Guaro por mes ha sido calculado por la Junta en función de la superficie de regadío con la que cuentan por debajo de la cota 140 y teniendo en cuenta la reducción del 60 por ciento establecida para este año hidrológico.

Desde el 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018 las comunidades de regantes de la Axarquía sólo disponen de 10 hectómetros cúbicos -23 hm3 el pasado año-, de los cuales ya se han consumido más de la mitad.

La Axarquía ha consumido ya más de la mitad de los 10 hm3 para riego que tienen los regantes para todo el año hidrológico

Estos cortes colocan en una difícil situación a las comunidades integradas por agricultores que tienen como único recurso hídrico el agua del embalse de La Viñuela para el riego de sus explotaciones, desde el momento en que no podrán volver a regar hasta enero próximo, que es cuando comenzará a contar el caudal para ese mes. Por el contrario, no sufrirán la falta de agua del embalse aquellas que cuentan con otros recursos, como pozos o balsas de almacenamiento. Para comprobar el consumo que realizan las diferentes comunidades mensualmente, los técnicos de la Junta realizan lecturas semanales de los contadores de cada toma de riego, aunque la idea es instalar sistemas de control de caudal o reductores para reducir el volumen total de agua que reciben los regantes.

Estas nuevas interrupciones de suministro enlazan con las iniciadas a principios de semana por Medio Ambiente a las comunidades de regantes que tienen sus expedientes caducados, algunas de las cuales han empezado ya a presentar la documentación que les permitirá volver a recibir agua.

Lo sucedido llevó ayer mismo a la Plataforma de Aguas de la Axarquía y a los representantes de las diferentes comunidades de regantes de la comarca a reunirse para tratar de consensuar una postura común ante los cortes que se están produciendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos