Los médicos retiran los sueros a Adrián Martín, que evoluciona favorablemente

Adrián, en una imagen de archivo./SUR
Adrián, en una imagen de archivo. / SUR

El niño cantante de Vélez con hidrocefalia, que ha sido operado en tres ocasiones en las últimas semanas, permanecerá todavía ingresado

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El pequeño Adrián Martín Vega, que padece hidrocefalia y malformación congénita en los brazos, evoluciona favorablemente en el hospital Materno Infantil de Málaga, donde se encuentra ingresado desde hace 16 días, después de que el pasado 21 de enero tuviera que ser ingresado de madrugada a causa de unos fuertes dolores de cabeza que llevaron a los médicos a intervenirlo quirúrgicamente hasta en tres ocasiones, la última y más importante el pasado día 31, ya que le fueron sustituidas las válvulas que tenía alojadas en el cráneo para controlar la retención de líquido que sufre a causa de su hidrocefalia.

Según ha informado hoy el centro hospitalario, Adrián se encuentra «bastante mejor, con mucho más ánimo», hasta el punto de que los médicos, que le visitan a diario para comprobar su evolución, le han retirado los sueros y los tratamientos por vía intravenosa a los que estaba siendo sometido.

Las mismas fuentes han confirmado no obstante que el pequeño deberá continuar ingresado todavía algún tiempo más, ya que se ha tratado de una operación muy importante.

Su padre, Rafael Martín, ha explicado a SUR, que se encuentra mucho más alegre, después de que los médicos han logrado regularle las válvulas hasta conseguir la presión deseada en el cráneo. «Se le han quitado los mareos que tenía. Estamos más contentos, porque vemos que está más alegre y se encuentra también más despierto cada día que pasa», según Rafael.

Adrián no ha dejado de recibir desde que se conociera su estado de salud mensajes de apoyo de todas partes del mundo y de decenas de famosos que no han dudado en volcarse con este pequeño cantante, que saltó a la fama cuando apenas tenía nueve años, tras colgar en YouTube un vídeo en el que cantaba con su hermana, Sonia Martín, la canción de Rosario Flores 'Qué bonito'. Con 12 años se convirtió en un fenómeno musical con su disco de debut, 'Lleno de vida', que estuvo nominado a los Grammy Latino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos