La Maroma, la montaña que no se llama así

El techo de la provincia se denomina en realidad La Tejeda y el Instituto Geográfico Nacional ha zanjado la polémica, ratificando que su cima está en Málaga

La cima de La Maroma, nevada/E. C.
La cima de La Maroma, nevada / E. C.
Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La Maroma, con sus 2.068 metros de altitud sobre el nivel del mar, presume del ser el techo natural de la provincia. Pero, en realidad, esta imponente mole caliza, que se alza majestuosa haciendo de frontera natural de la Axarquía con la comarca del Poniente Granadino, no se denomina oficialmente así, sino La Tejeda. El error histórico es producto de una confusión: los lugareños llamaban ‘La Maroma’ a la enorme sima o pozo de donde los neveros extraían la nieve, situado muy cerca de la cima, usando para ellos ‘maromas’ o cuerdas del mar, procedentes del cercano puerto de Caleta de Vélez.

Sedella, a los pies de La Maroma
Sedella, a los pies de La Maroma / E. C.

Al parecer, debido a que la mayor parte de los habitantes que repoblaron la zona de Canillas de Aceituno tras la expulsión de los moriscos procedían de Córdoba, su pronunciado ‘seseo’ hizo que donde aseguraban que estaba la cima en realidad se referían a la sima. Este baile de ‘s’ y ‘c’ con las palabras ‘cima’ y ‘sima’ hizo que la montaña se la conociera con el nombre de las maromas o cuerdas gruesas que se empleaban para descender al pozo y extraer la preciada nieve, que sirvió para conservar los alimentos durante siglos, hasta que se inventó la electricidad y se generalizó el uso de los frigoríficos hace apenas 50 años.

En un inventario elaborado por la Consejería de Medio Ambiente en 2008 se recogen alusiones históricas, como la de Charles Edmond Boissier, tras su viaje botánico al sur de España en 1935, en el que se refiere al “alto y singular Tejeda”. Además, en su libro ‘Historia de la rebelión y Castigo de los Moriscos del reino de Granada’, Luis del Mármol y Carvajal se refiere a las montañas de Bentomiz y de Tejeda, y en ningún momento habla de un pico llamado Maroma.

Además, los hay que piensan incluso que el pico más alto de la provincia es El Torrecilla, ubicado en el parque natural de la Sierra de las Nieves y que tiene 1.919 metros de altitud, por entender equivocadamente que la cima de La Tejeda se encuentra dentro de la provincia de Granada, cuando en realidad pertenece a Málaga, pues está dentro del parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, un espacio que comparten ambas provincias, a lo largo de más de 42.000 hectáreas.

Sin embargo, el Instituto Geográfico Nacional ha ratificado, en su última reseña de vértices geodésicos, fechada el pasado 1 de diciembre, que el situado en la montaña de La Tejeda tiene 2.068 metros de altitud y se encuentra concretamente en el término municipal de Canillas de Aceituno, dentro del parque natural. Su cúspide es una atalaya dominante hacia el poniente con espectaculares panorámicas sobre las dos orillas del Mediterráneo, en la que se levanta un monolito de piedra de 4,2 metros de altura y un metro de ancho, que lleva allí instalado desde el 20 de octubre de 1984.

El nombre de La Tejeda se debe a los numerosos tejos que poblaron la sierra en otro tiempo y de los que hoy sólo queda una pequeña tejeda en algunas zonas, debido a que fue deforestado casi por completo durante los siglos que se empleó como combustible de las fábricas de caña de azúcar que funcionaban con carbón vegetal en la costa. A la cima de La Tejeda también se le conoce como Mojón de los tres términos, por coincidir en este punto los municipios de Alhama de Granada, y Canillas de Aceituno y Sedella en la provincia de Málaga.

Su riqueza natural es incuestionable. La fauna es uno de sus principales atractivos, ya que en los últimos años las poblaciones de cabra montés se han recuperado de forma extraordinaria y ya son alrededor de 2.000 los ejemplares que se calcula que habitan sólo la vertiente malagueña. Grandes águilas, halcones peregrinos, chotacabras, collalbas y azores son sólo algunas de las aves que se pueden observas en estas sierras. En cuanto a la flora, predominan los pinares y numerosas especies como el palmito, el cambrón, el bayón, el cenizo y el mostajo, además de algunos bosques de encinas.

La Maroma, vista desde Vélez-Málaga
La Maroma, vista desde Vélez-Málaga / E. C.

Por tanto, La Maroma o La Tejeda, constituye una auténtica pantalla frente a los vientos fríos que podrían entrar al valle de Vélez-Málaga y a otras localidades próximas como Algarrobo. El techo de la provincia cuenta con una impresionante cara norte, situada en la provincia de Granada, mucho menos castigada por la insolación que la vertiente sur, y que alberga una flora y una fauna espectaculares, además de propiciar cultivos propios de las zonas de umbría, como los de la fértil vega de Zafarraya.

Aunque la sequía de estos últimos años ha hecho que la estampa de la cima del techo de Málaga nevada sea cada vez menos frecuente, a lo largo del año siempre hay varios días, especialmente en los meses de enero, febrero y marzo, en los que es posible disfrutar de esta imagen desde el litoral malagueño. En su vertiente norte, a la que se accede a través del Boquete de Zafarraya, las nieves sí son mucho más abundantes. Las lluvias de estos últimos días no han permitido aún disfrutar de la estampa de La Tejeda o Maroma nevada. Habrá que seguir esperando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos