La madre de la niña olvidada en un bus escolar en Rincón de la Victoria: «Ha sido un fallo humano. No queremos culpar al colegio»

La madre de la niña olvidada en un bus escolar en Rincón de la Victoria: «Ha sido un fallo humano. No queremos culpar al colegio»

Los progenitores se quejan de que la entrada y la salida de los escolares es «caótica, con muy poco espacio»

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

«Ha sido un fallo de tres seres humanos, no queremos culpar al colegio, mis hijos son felices allí». Con estas palabras valoró la madre de la niña de 3 años que el pasado martes pasó casi cinco horas atrapada en el interior del autobús escolar que la llevó hasta el colegio público María del Mar Romera de Parque Victoria, al norte del núcleo rinconero de La Cala del Moral, cómo ha vivido el desagradable episodio.

Lo hizo en la mañana del pasado miércoles, nada más conocerse la noticia adelantada en exclusiva por SUR, en declaraciones por vía telefónica a la televisión autonómica Canal Sur. Este periódico volvió a intentar ayer sin éxito contactar con la progenitora. La madre aseguró al canal andaluz que están «intentando asimilarlo poco a poco. Ha sido un fallo, un error humano de tres personas, pero no queremos que se atribuya ese error al colegio», reiteró la progenitora.

Según confirmó la Delegación Territorial de Educación en Málaga, la pequeña llegó «dormida» en el autobús a las puertas del centro, pocos minutos antes de las 9.00 horas, por lo que las dos monitoras ni el chófer se percataron de ello, de manera que del vehículo bajaron todos los alumnos menos ella. El autobús se quedó aparcado a las puertas del centro.

Cuando la niña se despertó, se encontró sola atrapada dentro del autobús. Por fortuna, las temperaturas en esta época del año están siendo muy suaves, por lo que la pequeña no sufrió secuelas físicas graves. No obstante, el conductor del autobús que la encontró, al abrir el vehículo pasadas las 13.30 horas, la localizó muy nerviosa y asustada. Además, según varios progenitores, se había hecho sus necesidades encima.

La menor regresó al colegio al día siguiente con normalidad. Por su parte, otros padres de alumnos de este colegio, inaugurado hace seis cursos, se quejaron de que la entrada y la salida de los escolares al centro es «caótica, con muy poco espacio para aparcar». Desde la Junta calificaron el pasado jueves de «grave» el incidente, pidieron disculpas a la familia y aseguraron que investigarán lo ocurrido para depurar responsabilidades. En ese sentido, la Delegación de Educación ha abierto sendos expedientes para averiguar las circunstancias en las que ocurrieron los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos