PP y PA logran sacar adelante las cuentas de Rincón de la Victoria con el apoyo del edil no adscrito

Imagen de la sesión plenaria celebrada ayer en Rincón. /Eugenio Cabezas
Imagen de la sesión plenaria celebrada ayer en Rincón. / Eugenio Cabezas

Óscar Campos respalda el presupuesto, que destina 4 millones de euros a inversiones y prevé un superávit inicial de 2,5 millones de euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

«Tras analizar detenidamente el presupuesto, y tras haber dado mi confianza a este equipo de gobierno en una moción de censura el pasado 5 de junio, no puedo ni quiero, y más teniendo el visto bueno favorable de Intervención, pararles los pies para que puedan trabajar, por eso mi voto será favorable». Así justificó ayer el nuevo concejal no adscrito del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Óscar Campos, quien el pasado lunes se dio de baja de Ciudadanos, su apoyo al presupuesto de 2018, elaborado por el equipo de gobierno bipartito, de PP y PA. Las cuentas salieron adelante, de manera inicial, en un pleno extraordinario, gracias a su respaldo y al de la ya única concejala de Ciudadanos, Elena Aguilar. El resto de grupos de la oposición, PSOE, Ahora Rincón-Podemos, IU y el otro edil no adscrito, Antonio Pérez, votaron en contra.

El documento prevé unos gastos de 41,8 millones de euros y unos ingresos de 44,3 millones, manteniendo un superávit inicial de 2,5 millones de euros por exigencia del Plan Económico-Financiero. El equipo de gobierno de PP y PA calificó ayer el texto de «equilibrado», con el que «realizamos un gran esfuerzo inversor, destinando más de 4 millones de euros a obras de inversión procedentes de recursos propios», dijo el alcalde rinconero, Francisco Salado (PP).

Tres plazas de Policía Local

«Con este nuevo presupuesto priorizamos en gasto social, destinando 1,6 millones de euros, atendiendo demandas históricas por parte de colectivos, asociaciones y vecinos, y cumplimiento con las propuestas recogidas en el acuerdo de investidura de Ciudadanos», agregó el regidor. El concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández (PP), detalló que este nuevo presupuesto «cumple con las obligaciones municipales y mejora la prestación de los servicios públicos, sin tener que acudir al endeudamiento financiero, después de 15 años».

La oposición los calificó de «antisociales y poco participativas». Las inversiones suman 4.196.441 euros, de los cuales 3.161.441 euros proceden de recursos propios u ordinarios, y 1.035.000 euros se financiarán con el aprovechamiento medio urbanístico, con el que se realizarán actuaciones como la mejora del pabellón cubierto de Torre de Benagalbón, por 200.000 euros; la ampliación de la plaza Al-Ándalus o las mejoras en los cementerios, por 300.000 euros.

Se contempla un auditorio al aire libre en la zona de Huerta Julián, por 350.000 euros, y 850.000 euros para la terminación de la primera piscina cubierta municipal. El presupuesto incluye la oferta de cinco nuevas plazas para el Ayuntamiento, tres de agentes de la Policía Local; una de técnico de la Administración General, y una de ingeniero industrial superior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos