Un juzgado ordena la entrega este domingo de la menor reclamada por su padre

Aunque el auto judicial les será entregado hoy, la jueza comunicó ya ayer verbalmente su decisión a las partes durante la comparecencia de ambos

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox ordenó a una madre, vecina de Nerja y de nacionalidad venezolana, la entrega de su hija -una menor de 10 años- a su padre, que la reclama desde el pasado 16 de agosto. El auto de la titular del juzgado, que le será entregado hoy a las partes, incluye la prohibición de que la menor pueda abandonar el país y, con vistas a la futura comparecencia de los padres, pide que sea examinada por los equipos psicosociales de la Junta de Andalucía. La medida, que ambos progenitores han aceptado, fija que la entrega se produzca el próximo domingo a partir de las 20.00 horas, y que el padre, que tiene la guarda y custodia, la entregue todos los fines de semana a su madre.

El auto les fue notificado ayer verbalmente a los padres de la menor durante la comparecencia de ambos en la sede judicial. Los mismos acudieron al juzgado a una comparecencia a instancias de la Fiscalía, pero la misma tuvo que ser suspendida y aplazada, debido a que la madre se personó sin abogado.

Fuentes judiciales indicaron que la madre, que reside en la localidad nerjeña, ha aceptado entregar este domingo a la niña, que no está asistiendo a clase en el colegio granadino donde está matriculada, ni en ningún otro. Aunque la medida tiene carácter urgente y la restitución de la menor se podría haber ejecutado este mismo martes, la jueza ha considerado conveniente que se formalice el domingo, de modo que la pequeña tenga tiempo suficiente para hacer las maletas y prepararse. El padre, que reside en la provincia de Granada, se ha comprometido por su parte a llevar a su hija todos los fines de semana con su madre, de modo que el cambio no le resulte «traumático». Todo ello mientras se celebra la vista en la que se resolverán las cuestiones de fondo.

La niña, de 10 años, debía haber sido devuelta por su madre el pasado 16 de agosto

Asimismo, la jueza ha exigido a los padres que se abstengan de «mediatizar» a la niña y no difundan datos sobre su intimidad o su estado, algo a lo que los progenitores también se han comprometido.

El mismo juzgado ya ordenó hace unos días a la madre la «inmediata» entrega de su hija al padre, después que incumpliera el régimen de visitas que le obligaba a devolverla el 16 de agosto. A finales de la semana pasada la progenitora llevó a la menor al juzgado con la idea de cumplir el requerimiento, pero dado que no era el lugar adecuado para hacerlo se le comunicó que se la llevara hasta la celebración de esta comparecencia.

Temas

Torrox

Fotos

Vídeos