José Francisco Salado Escaño: «Me ilusiona volver a ser candidato en 2019, hay proyectos pendientes»

Francisco Salado es licenciado en Derecho, tiene 52 años, está casado y es padre de tres hijos. / E. C.
Alcaldes ante el nuevo curso

Alcalde de Rincón de la Victoria. El regidor, que recuperó el bastón de mando el pasado junio, asegura que quieren abrir la piscina cubierta y solicitar fondos europeos

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

A sus 52 años, Francisco Salado lleva en política desde 1991, cuando accedió por primera vez como concejal del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria en las listas del PP. Ésta es la tercera vez que es alcalde. Lo fue entre 2005 y 2007, en un pacto de alternancia con el PSOE, y entre 2011 y 2015, con mayoría absoluta. El pasado 5 de junio recuperó el bastón de mando tras prosperar una moción de censura interpuesta por PP, PA y Ciudadanos, que desalojó del Consistorio a la socialista Encarnación Anaya. La líder del PSOE gobernaba con Ahora Rincón-Podemos, tras la marcha de los dos ediles andalucistas, en octubre de 2016, y de IU, el marzo pasado.

¿Qué balance hace de estos primeros meses de gobierno con PA y C’s?

–Ha sido complejo porque llegamos justo cuando iba a empezar el verano y nos encontramos con muchísimos problemas, porque no había un gobierno responsable. No había contrato de socorrismo, ni de los campamentos de verano, las playas estaban hechas un desastre, la suciedad estaba por todos lados. Aunque ha sido complicado, hemos salido adelante con nota, se ha visto el cambio, gracias al trabajo intenso, especialmente en limpieza y jardines, que lleva el PA. Eso sí, hemos tenido que reforzar el servicio con empresas externas.

Sus retos hasta final de legislatura

Terminar las obras de la piscina cubierta.
Los trabajos están muy avanzados, estando prevista su finalización para diciembre. Cuestan 3,8 millones, que financia el Consistorio. Quieren abrirla a principios de 2018.
Completar el paseo marítimo de Benagalbón.
Pretenden convocar una consulta vecinal para definir el modelo de paseo, ante las quejas de los vecinos. Esperan que Costas pueda licitar las obras e iniciarlas en 2018.
Un centro de interpretación de la villa romana.
Han solicitado al Ministerio de Cultura una subvención de un millón de euros para crear un centro de interpretación en el yacimiento romano de Torre de Benagalbón, descubierto en 2002 y que permanece enterrado para protegerlo.

Pero las quejas por la falta de limpieza continúan...

–Es verdad que hay bastantes quejas, a pesar de que hemos puesto en marcha un plan de choque. El problema ha estado en que el refuerzo de personal que tendríamos que haber hecho este verano no ha sido posible, porque hay una causa abierta en la Fiscalía, a raíz de las denuncias de enchufismo que hicimos desde el PP antes de la moción de censura hacia el anterior equipo de gobierno. Espero que poco a poco vayamos mejorando la situación y volviendo a la normalidad, con servicios especiales de baldeo y limpiezas más potentes.

El contrato con la empresa FCC vence a mediados de 2019, ¿no?

–En efecto, tenemos que ir preparando ya un nuevo pliego, porque la prórroga que aprobamos en la pasada legislatura fue la última que contemplaba el acuerdo. Vamos a sacar a concurso el servicio, pero aún no sabemos si lo haremos todo conjuntamente o separaremos por sectores. Vamos a consensuar este tema muy bien.

¿Cómo está siendo la relación con el PA y C’s, especialmente con el que ha sido su gran enemigo político desde 2002, José María Gómez ‘Pepín’?

–Estamos trabajando muy bien, cada uno llevando sus áreas. La relación es fluida y normal, muy profesional. Nos reunimos semanalmente, vemos donde hay fallos para mejorarlos. No pensamos en otras cosas, sería un error estar continuamente mirando al pasado. Agua pasada no mueve molinos.

La letra pequeña

Licenciado en Derecho.
Estudió la carrera en la UMA. En 1990 fundó un despacho de asesoría jurídica y fiscal, que mantuvo hasta 1997.
Padre de tres hijos.
Nació en Benagalbón en 1965, está casado y es padre de tres hijos. Vive en una urbanización de Rincón.
Cargos en Diputación.
Desde 2007 es diputado provincial. Esta legislatura es vicepresidente y portavoz.

¿Cómo está la situación económica del Ayuntamiento?

–Sigue siendo muy delicada. Hemos tenido que seguir refinanciando préstamos, también aquellos en los que no se ha podido alcanzar una prudencia financiera, como ha pasado con Cajamar, pero por lo menos hemos acordado una bajada del 50% en los intereses. Bueno es. No vamos a hacer como Podemos, que decía que si no se alcanzaba una cifra no firmaban. Tenemos un talante de diálogo, los bancos vienen a ganar dinero, pero tienen que ser respetuosos, y no vamos a ir hacia un enfrentamiento, porque al final dependemos de ellos. Los ingresos están mejorando, se están pidiendo nuevas licencias de obras para viviendas en sectores como Huerta Julián, Parque Victoria y Alique. El balance de la PIE (Participación en los Ingresos del Estado) ha sido positivo en 300.000 euros. Con estos datos esperamos poder reducir el periodo medio de pago de las facturas a proveedores, que se ha disparado con el anterior desgobierno hasta los 140 días, cuando nosotros lo dejamos en 2015 en 90 días. Esperamos poder hacer un Presupuesto para 2018 mucho mejor, con mayores ingresos y gastos, en limpieza, jardines, planes de asfaltado y mejoras en las urbanizaciones.

¿Qué otros objetivos se marca para lo que queda de legislatura?

–Lo principal es culminar la primera piscina cubierta y climatizada. Esperamos poder sacar el pliego en octubre y que se abra antes de marzo de 2018. Las obras están prácticamente terminadas, para noviembre o diciembre acabarán. Hemos presentado un proyecto para conseguir un millón de euros del Ministerio de Cultura para construir un centro de interpretación de la villa romana de Torre de Benagalbón. Luego estamos ultimando la solicitud de fondos europeos, con la que pretendemos conseguir en 2018 cinco millones de euros, como hizo Nerja a finales del pasado año. Los queremos destinar a la mejora de infraestructuras, servicios sociales, sostenibilidad, nuevas tecnologías y a la lucha contra la exclusión social. Por último, el paseo marítimo de Torre de Benagalbón es también fundamental. Esperamos poder llevar a cabo una consulta vecinal para definir el modelo antes de final de año y que la Demarcación de Costas pueda licitar y comenzar las obras en 2018.

Supongo que el cuarto instituto en Torre de Benagalbón es otra de sus grandes preocupaciones...

–Sí, por supuesto, Rincón necesita ese instituto cuanto antes. Los alumnos están sufriendo la masificación en centros como el IES Bezmiliana, donde no hay espacios adecuados y se superan todas las ratios legales por clase. La Junta está incumpliendo sus propias normas. Esperamos que las obras puedan comenzar de una vez por todas cuanto antes, aunque mucho nos tememos que va a ser imposible que estén listas para el comienzo del próximo curso. El Ayuntamiento ya ha hecho sus deberes, retirando un parque infantil que había en la parcela y ya se ejecutaron trabajos de adecuación ante las inundaciones.

¿Repetirá como candidato en las elecciones de 2019?

–Todo apunta a que sí. El pasado julio me reeligieron como presidente local del PP. Vamos a recuperar el tiempo perdido por el cuatripartito, a darle un empujón a Rincón de la Victoria. Me ilusiona volver a ser candidato en las próximas elecciones, pienso que hay numerosos proyectos pendientes, como la ciudad deportiva en Alique. Estos terrenos tienen capacidad para construir 1.800 viviendas, y los propietarios están muy interesados. Estamos haciendo unos pequeños cambios en los accesos desde la autovía, y los promotores están de acuerdo con la cesión de 50.000 metros cuadrados para construirnos ellos un estadio deportivo y varios puentes. También necesitamos un teatro auditorio en la zona de Huerta Julián.

Fotos

Vídeos