El hombre acusado de matar a su pareja en Torre del Mar dice que la asfixió durante un juego sexual pero que no acabó con su vida

Un momento del juicio con jurado popular de este lunes. /Francis Silva
Un momento del juicio con jurado popular de este lunes. / Francis Silva

Asegura que había consumido alcohol y drogas, al igual que ella, y que discutieron, aunque luego hicieron las paces

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

El hombre nacido en Dinamarca y de 53 años de edad acusado de matar a su pareja, con la que estaba pasando unos días de vacaciones en Torre del Mar, se ha sentado esta mañana ante los miembros del jurado popular que le juzgan. Durante el juicio ha explicado que asfixió a la fallecida durante la práctica de un juego sexual, pero ha negado haber acabado con su vida.

En la que ha sido la primera sesión del juicio, durante la que solo ha respondido a preguntas de su defensa, ya que se ha negado a hacerlo a las de la Fiscalía y los miembros del jurado no le han preguntado; ha explicado que mantenía una relación normal con la mujer, de 40 años y danesa, en la que habían introducido prácticas sexuales sadomasoquistas en los últimos años para "mantener viva la chispa". Entre ellas, según ha dicho, llevaban a cabo de forma esporádica ahogamientos eróticos por parte de él hacia ella.

El acusado, para el que la Fiscalía ha pedido 15 años de prisión, ha insistido en que la fallecida tomaba diversos medicamentos. Entre ellos para el asma, aunque ha expuesto que la mujer fumaba. Según la versión del procesado, ambos consumieron alcohol y cocaína en el día de los hechos, que ocurrieron en junio de 2015.

A preguntas de su abogado, ha manifestado que discutió con su pareja en un chiringuito en el que estaban cenando y que luego continuaron en la habitación del hotel en el que estaban alojados en Torre del Mar. Ha precisado que tras ello hicieron las paces y mantuvieron relaciones sexuales, durante la que él le practicó a ella el ahogamiento erótico con el cargador de un teléfono móvil.

Una vez que acabaron, el acusado ha declarado que se quedó dormido. Fue a la mañana siguiente, según su versión, cuando se dio cuenta de que algo iba mal ya que ella no se despertaba, por lo que pidió ayuda en recepción para solicitar un ambulancia.

La acusación de la Fiscalía

Por su parte, la fiscal de Violencia de Género, Flor de Torres, ha asegurado que, tras la discusión en el chiringuito, volvieron a hacerlo en la habitación del hotel, donde el procesado usó el cargador del teléfono móvil para matarla.

Ha recordado que el hombre dio diferentes versiones de los hechos y que la muerte de la mujer ocurre de madrugada, aunque el hombre no dio parte hasta por la mañana. De Torres ha aseverado que el acusado empleó ese tiempo para manipular la escena del crimen, llegando incluso a limpiar sangre de la víctima.

La Fiscalía afirma que estos hechos son constitutivos de un delito de homicidio, en el que concurriría la circunstancia agravante de parentesco. El Ministerio Público señala que el procesado es el responsable de ello y solicita que sea condenado, además de a la citada pena de prisión, a que indemnice al padre de la víctima con 200.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos