Hallan a una mujer semidesnuda, desorientada y asustada en Vélez

La mujer, que aseguró que huía porque querían matarla, fue trasladada al Comarcal para valorar si pudo haber ingerido algún estupefaciente o si sufría algún trastorno mental

SURMálaga

Deambulaba por la rotonda Amatista en biquini y sin zapatos muy nerviosa. Cuando los agentes policiales dieron con ella después de recibir la llamada de un grupo de jóvenes que se extrañaron por su comportamiento, les comunicó que su padre y, también un amigo, la querían matar. Al llegar los servicios sanitarios, la mujer intentó huir buscando auxilio en los vehículos que circulaban por la N-340 diciendo a los conductores que la Policía Local la quería matar.

La Policía Local de Vélez-Málaga recibió una llamada el 28 de julio a las 1.14 horas desde un número móvil para informarle de que una mujer de tez oscura y semidesnuda se encontraba entre los matorrales cercanos a la rotonda de la Avenida Amatista de Valle-Niza. Tras presenciarse la Policía Local en el lugar, se requirió la atención de los servicios sanitarios y posteriormente se trasladó a la mujer al Hospital Comarcal de La Axarquía

Los agentes, una vez llegaron a Valle-Niza, localizaron a una mujer que vestía biquini y camiseta puesta al revés, sin pantalones porque los llevaba en la mano como los zapatos. La mujer emprendió la huida a pie en dirección al complejo arqueológico de San Pitar.

Los agentes comprobaron que la mujer se encontraba muy nerviosa y observaron que tenía las pupilas dilatadas y la mirada perdida, así como que podría vivir alucinaciones. En un primer intento de conversar con la mujer le traslada a la Policía que su padre, y posteriormente, un amigo habían intentado matarle.

Ante el estado de la mujer, los agentes policiales decidieron que fuera atendida por los servicios sanitarios para valorar si la mujer pudo haber ingerido algún tipo de sustancia estupefaciente, psicotrópica o estimulante, o bien pudiera sufrir algún trastorno mental o de personalidad.

Cuando los servicios sanitarios llegaron hasta Valle-Niza, la mujer intentó nuevamente la huida a pie pidiendo auxilio a los vehículos que circulaban por la N-340 trasladando que la Policía Local la quería matar. Los servicios sanitarios decidieron inyectar un diazepan a la mujer y procedieron al traslado de ésta al Hospital Comarcal de la Axarquía, acompañados de un agente policial ante el estado de agitación y nerviosismo de la mujer.

Un grupo de jóvenes que se percató de la llegada de la mujer y se pusieron en conocimiento con la Policía Local. Les indicaron que la mujer había venido andando desde la N-340 preocupada y asustada como escondiéndose de alguien, pero que en ningún momento se le vio hablar con alguien ni con ningún vehículo.

Fotos

Vídeos