Fumigan el solar colindante al colegio afectado por las picaduras de pulgas

Operarios fumigaron ayer el solar anexo al colegio de donde se supone que proceden las pulgas. :: sur/
Operarios fumigaron ayer el solar anexo al colegio de donde se supone que proceden las pulgas. :: sur

La medida se lleva a cabo después de que las madres y padres decidieran no llevar a sus hijos a clase el lunes en señal de protesta

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga realizó ayer una desinsectación y desinfección en la parcela colindante al colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Santiago Augusto Bellido, conocido como Reñidero, ante las reiteradas protestas de las madres y padres de alumnos del centro, que llevan semanas atribuyendo a la falta de higiene de dicho solar las picaduras de pulgas que están sufriendo los escolares. Precisamente ayer martes los alumnos asistieron con normalidad a clase después de que el lunes los padres de un centenar de niños se negaran a hacerlo como medida de protesta convocados por la AMPA.

La fumigación se llevó a cabo a primera hora después de que la semana pasada se realizara una limpieza dentro del colegio con agua caliente (80º) a presión, pero que los padres consideraron insuficiente e ineficaz.

La concejala de Educación del Ayuntamiento, Cynthia García (PSOE), según un comunicado del Ayuntamiento, lanzó un mensaje de tranquilidad a las madres y padres y a todos los vecinos, asegurando que «resolver el tema de las picaduras de insectos a los alumnos ha sido siempre una prioridad y se está procediendo para erradicarlo cuanto antes». García explicó en este sentido que el Ayuntamiento debe respetar los procedimientos legales. Así, explicó que la fumigación por el Consistorio se ha producido al no responder el propietario al requerimiento del Ayuntamiento en este sentido. Asimismo, ha solicitado al propietario de la parcela que repare la valla de manera urgente para cercar el espacio y evitar el libre acceso de animales, cuyos excrementos han sido el origen de la aparición de pulgas. «Si este requerimiento no es atendido, al igual que no lo fue el de la desinfección, el Ayuntamiento procederá también a la reparación del vallado», según el Consistorio.

Según la edil de Educación, realizar una fumigación en el interior del colegio supondría tener que suspender las clases y cerrar el centro educativo unos seis o siete días para evitar el riesgo de intoxicación.

«No obstante, no existe una necesidad real de fumigar en las instalaciones del colegio al no existir en él ninguna plaga. Por todo ello, las actuaciones se están concentrado en la parcela colindante al centro, foco de las infecciones, causadas principalmente por excrementos de animales», insistió el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio veleño se solicita la colaboración ciudadana para que los propietarios de mascotas de la zona no las lleven a realizar sus necesidades a ese solar para evitar que se puedan originar posibles nuevas infecciones. La presidenta de la AMPA, Irene Peña, explicó por sus parte que desde el colectivo se va a estar muy atento a este problema anotando los nombres de los alumnos que vuelvan a sufrir picaduras y las clases a las que pertenecen, datos que se comunicarán a la dirección con el objetivo de volver a denunciar las mismas si la situación se repite.

Fotos

Vídeos