Frigiliana espera a más de 35.000 visitantes en su XII Festival de las Tres Culturas

Los pasacalles por el Barribarto atraen a numeroso público.
Los pasacalles por el Barribarto atraen a numeroso público. / Eugenio Cabezas

La localidad ofrecerá del 24 al 27 de agosto pasacalles, un mercado medieval, cine, charlas y los conciertos de Jorge Pardo y Estrella Morente

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Por decimosegundo año consecutivo, todo está ya listo en Frigiliana para celebrar el Festival de las Tres Culturas, del 24 al 27 de agosto próximos, una cita consolidada ya como uno de los eventos más multitudinarios de la Axarquía y que durante cuatro jornadas transforma por completo la tranquilidad de la pequeña localidad axárquica, que presume de contar con uno de los cascos antiguos de origen árabe mejor conservados del mundo.

Usando como argumento de fondo la convivencia en paz de las tres grandes culturas y religiones monoteístas del mundo -cristianismo, judaísmo e islamismo-, durante varios periodos de la Edad Media, cuyo rigor histórico se fundamenta en unas enigmáticas vasijas antiguas encontradas en un rincón de la localidad axárquica y que aún hoy pueden verse en la calle Real-, el encuentro ofrece al visitante un amplio programa de actividades de la más diversa índole, llevando al municipio a decenas de miles de personas. Las previsiones apuntan a que este año, dado el buen momento turístico que vive la provincia, se superarán todos los registros históricos, hasta rebasar los 35.000 visitantes en los cuatro días que durará el festival frigilianense.

Nombre
Festival Frigiliana Tres Culturas.
Contenido
El evento ofrece un mercado medieval, cine, conferencias, talleres, actividades infantiles, animación teatral y música en vivo. Este año actuarán Jorge Pardo, en la primera jornada, y Estrella Morente, en la clausura.
Fecha
Del jueves 24 al domingo 27 de agosto. Las actividades se desarrollan a partir de media tarde.
Más información
www.festivalfrigiliana3culturas.com

Cine, conferencias, talleres, actividades infantiles, un gran mercado y zoco medieval, animación teatral y música en vivo son parte de las actividades que no faltarán durante los cuatro días que durará el festival, aunque sin duda la más multitudinaria y esperada es la famosa Ruta de la Tapa. Quienes se animen a realizarla podrán elegir entre veinte establecimientos locales para completar alguna de las dos propuestas oficiales, consiguiendo así la camiseta acreditativa a modo de regalo. Este año se esperan superar las 25.000 tapas servidas en las cuatro jornadas festivas.

El evento arrancará el próximo jueves con la apertura del gran Mercado de las Tres Culturas, que este año crecerá notablemente en espacio expandiéndose hasta el casco nuevo. Aunque, sin duda, la actividad estrella de la jornada inaugural será el gran espectáculo piromusical que desde hace tres años da el pistoletazo de salida a cada edición. Casi 20 minutos de música y fuegos artificiales perfectamente sincronizados en un gran espectáculo que tiene la plaza del Ingenio como escenario y la antigua casa de los Condes de Frigiliana ejerciendo como improvisada pantalla gigante.

Una vez puesto en marcha, los visitantes podrán acceder al amplio programa de actividades que ofrece el festival. La programación musical será otro de los puntos a tener en cuenta, en una oferta única, diferente, en la que, como no podía ser de otra manera, las tres culturas están presentes en las propuestas musicales de cada edición. Dos escenarios, uno de ellos íntimo y cercano, ubicado en la antigua Casa del Apero, y otro más multitudinario, en la plaza de las Tres Culturas, recibirán a los artistas.

El músico Jorge Pardo abrirá el programa. Le seguirán Ethnos Atramo y Balkan Paradise Orchestra el viernes, y Siria en Mí y Barmer Boys, el sábado. El cierre de lujo lo pondrá el domingo la cantaora granadina Estrella Morente. No faltará además el ciclo de cine, que dejará de lado éxitos de taquilla para centrarse en argumentos e historias relacionados con la filosofía del festival, así como las conferencias o los talleres, que además de divulgar, pretenden educar e inculcar el eslogan del festival: la convivencia en paz entre las religiones.

Fotos

Vídeos