El Foro del Saneamiento aplaude el reinicio de las obras de la primera depuradora

EUGENIO CABEZAS

Desde hace once años, llevan luchando para conseguir el objetivo del vertido cero de aguas residuales, una misión que, lamentablemente, aún no se ha alcanzado en la provincia. El Foro del Saneamiento, integrado por empresarios, sindicatos y ayuntamientos, continúa reclamando la ejecución de las obras pendientes. Por este motivo, ayer mostraron su «satisfacción» por el reinicio de los trabajos de la primera depuradora de Nerja, que se retomaron el pasado 19 de febrero, tras diez meses de paralización por la quiebra de la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán-Corviam, que está en concurso de acreedores desde julio.

«Es de justicia el reconocer las buenas acciones, y es por lo que el Foro del Saneamiento felicita a todas las instituciones que por fin y tras años de retraso, han llegado a un consenso para retomar las obras de la EDAR de Nerja, la única población del litoral que aún sigue con esta asignatura pendiente», dijeron en un comunicado tras reunirse con el concejal de Infraestructuras de Nerja, José María Rivas (PSOE), quien les trasladó información sobre la marcha de las obras.

«Se ha finalizado la estación de bombeo del río Chíllar, una de las piezas clave. Sin embargo, queda por conocer el proyecto complementario para los puntos de vertidos que se detectaron una vez finalizado el proyecto inicial y que el Gobierno central se comprometió a compartir tanto con el Foro como con el Ayuntamiento», añadieron, al tiempo que consideraron que «lo difícil era retomar las obras, y esto ya se ha logrado, ahora lo importante será la finalización». «El vaso medio lleno es que las obras están al 80%, el vaso medio vacío es que falta ese importante 20%», apostillaron en un comunicado.

Las obras de la depuradora nerjeña se iniciaron en enero de 2014 y tendrían que haberse finalizado en el verano de 2016. Sin embargo, aún queda por ejecutarse una quinta parte del proyecto aprobado inicialmente, además del proyecto complementario de obras para incorporar ocho de los once puntos de vertidos, del que se desconoce aún la cuantía que supondrá. Los trabajos tienen un coste de 23,24 millones, que financia el Ministerio de Medio Ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos