Otra forma de sentir la Semana Mayor

Raúl Ruiz y Abel Arcas, ayer en la iglesia de San Francisco. :: e. cabezas/
Raúl Ruiz y Abel Arcas, ayer en la iglesia de San Francisco. :: e. cabezas

Casi medio centenar de invidentes conocen las imágenes de la Semana Santa de la capital de la Axarquía en una iniciativa pionera en Andalucía

EUGENIO CABEZAS

Abel Arcas tiene desde hace dos años un amigo inseparable, su perro-guía Copo, un labrador de color negro. A sus 29 años, este vecino de Torre del Mar se confiesa «un gran apasionado» de la Semana Santa, a pesar de ser invidente. «Aunque no pueda ver las imágenes, sí puedo sentir el sonido de las procesiones, el olor a azahar y romero, el bullicio de la gente», confesó ayer en la iglesia de San Francisco, con motivo de la ruta 'Semana Santa a Ciegas', organizada por la Agrupación de Cofradías de Vélez-Málaga y que permitió que casi medio centenar de personas invidentes palparan las 33 imágenes que se procesionarán en la capital de la Axarquía a partir del próximo Domingo de Ramos.

«He notado sus uñas, sus manos, como si fueran reales, el pelo... ha sido muy emocionante», confesó Arcas tras acercarse al Cristo de la Humildad, que procesionará el Jueves Santo. A su lado, Rafaela Trillo, malagueña de 53 años y sordociega, expresó que tocar la cara de la Virgen de la Paz «me ha hecho sentir emoción y pena como ella». «Es preciosa», afirmó. Su hermana María José explicó que Rafaela es «una gran aficionada» a los desfiles procesionales de la capital. «No me pierdo ningún año al Cautivo, el Señor de Málaga, al que me gusta hacerle muchas fotos», detalló.

«Tocar la cara de la Virgen de la Paz me ha hecho sentir emoción y pena», dijo una invidente

Por su parte, Arcas comentó que ha salido en los desfiles procesionales de la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias Coronada de Vélez-Málaga y en el del Cristo de Ánimas de Ciegos de la capital. «Recuerdo que iba junto a una amiga, también invidente, con su perro-guía, y escuchamos que un niño dijo: 'Mira mamá, han cambiado la cabra de la legión por un perro'», aseguró entre risas.

Raúl Ruiz, de 20 años y que solo ve por un ojo, también confesó disfrutar mucho con la Semana Santa. «Me gustan el Cautivo y los legionarios del Cristo de la Buena Muerte», expresó. En el interior del templo veleño este grupo de invidentes pudo palpar además las imágenes de Jesús 'El Pobre' y la Virgen de la Esperanza, Jesús Orando en el Huerto, la Virgen de los Desamparados, el Santo Sepulcro, la Virgen de la Soledad, el Cristo del Amor y la Virgen de la Caridad. La ruta continuó posteriormente por el convento de las Hermanas Carmelitas, en el que pudieron tocar las tallas de la Virgen de las Angustias Coronada, la Virgen de la Piedad y Jesús 'El Rico'. Por último, este grupo visitó la Casa Hermandad de Estudiantes, donde se guarda a Jesús Atado a la Columna, y el Museo MVVEL, donde están Tercera Caída y Amargura.

Por su parte, el otro grupo recorrió la iglesia de San José, la ermita de Los Remedios, la iglesia de Santa María, donde está el Museo de la Semana Santa veleña, y el MVVEL. La concejala de Cultura, Cinthya García (PSOE), destacó que el objetivo es que estas personas pudieran conocer el patrimonio cofrade veleño, fomentando la integración de este colectivo en los desfiles procesionales.

En la actividad, pionera en Andalucía, colaboraron también la Fundación ONCE, que es hermana honoraria de las Angustias Coronada de la capital axárquica, la Asociación Juvenil Objetivo Pasión de Vélez-Málaga, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, el Centro de Desarrollo Rural de la Axarquía (CEDER) y la Asociación para la Promoción Turística de la Axarquía (APTA), que puso a disposición de uno de los grupos un tren turístico para desplazarse por los distintos templos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos