La Fiscalía archiva la denuncia del tripartito por un vertedero en el límite con Frigiliana

EUGENIO CABEZAS NERJA

La Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga ha archivado la denuncia presentada en mayo de 2017 por la alcaldesa de Nerja, Rosa Arrabal (PSOE) y sus dos socios de gobierno, de IU y EVA-Podemos, contra el PP por su presunta responsabilidad en el vertedero ilegal del barranco del Viejo, que fue clausurado por el Ayuntamiento el pasado año. Situado en el límite con Frigiliana, es un barranco en el que se acumulan casi 10.000 metros cúbicos de todo tipo de residuos, a lo largo de casi kilómetro y que funcionó durante más de una década.

El PP explicó ayer en un comunicado que la Fiscalía entiende que, del contenido de la denuncia y del informe del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, «se desprende que no existen indicios de comisión de delito medioambiental ni ningún otro ilícito penal». Los populares recordaron que el actual equipo de gobierno presentó una denuncia por los presuntos delitos contra el medio ambiente, prevaricación y falsedad documental en torno a la gestión de este enclave.

El PP mostró su satisfacción por el posicionamiento del Ministerio Público al archivar la denuncia de la alcaldesa, «a la que vuelve a salirle el tiro por la culata», y reconocer que no existe infracción penal. En junio de 2014, la entonces edil de Medio Ambiente y actualmente edil en la oposición, Nieves Atencia, culpó de los vertidos a la Junta, ya que estaba ubicado «en terrenos de titularidad de la administración autonómica».

Por su parte, la alcaldesa dijo a SUR que van a pedir el informe del Seprona para valorar si interponen una denuncia en el juzgado «como nos ha dicho la Fiscalía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos