El exalcalde de Nerja insiste en que no cometió ninguna infracción con el vertedero

El exalcalde de Nerja, José Alberto Armijo. /E. C.
El exalcalde de Nerja, José Alberto Armijo. / E. C.

"Todo era conocido y consentido", afirma José Alberto Armijo

EUROPA PRESS

El exalcalde del municipio malagueño de Nerja José Alberto Armijo ha comparecido este viernes en el pleno ordinario de la Diputación, a petición del grupo de Ciudadanos, tras la citación como investigado en el caso del vertedero del municipio, y ha asegurado que no cometió ninguna infracción en su etapa como regidor y que la situación en este espacio era "conocida y consentida".

Así, ha sostenido que, pese a ser un asunto municipal del que debería dar explicaciones en el Ayuntamiento nerjeño, "donde no se ha pedido", y no en la Diputación, está "encantado" de informar de la situación generada tras la denominada operación 'Rubbish'.

Armijo ha incidido en que lo sucedido se debe situar entre los años 2001 y 2016, cuando intervino el Seprona de la Guardia Civil. Así, ha manifestado que es una situación "pacífica" desde el punto de vista político, recordando que en 2003 todos los partidos políticos representados entonces en el Consistorio decidieron "por unanimidad restaurar la cantera con la utilización del escombro y nunca más se volvió a hablar del vertedero del Río de la Miel".

"Nunca se ha planteado ninguna iniciativa", ha dicho, recordando que contó con la autorización de la extinta Confederación Hidrográfica del Sur para restaurar la cantera con material inerte "y lo más importante, en todo momento la Junta de Andalucía ha conocido y consentido esa actuación".

Según Armijo, "a la hora que es, el Ayuntamiento de Nerja no ha cometido ninguna infracción administrativa ambiental", recordando la existencia de "algún expediente por ecologistas que acabaron archivados por caducidad de la propia Administración autonómica". Sí ha apuntado que la Junta ha incoado un expediente sancionador en 2017 tras una denuncia de 2016: "en mi periodo no ha habido ninguna infracción administrativa medioambiental".

"Todo ha sido público y notorio, no ha inquietado a nadie este asunto ni siquiera a Ciudadanos en Nerja en esta nueva etapa, que no ha planteado ningún cuestionamiento político", ha dicho Armijo a la diputada de Cs, Teresa Pardo.

Por ello, se ha mostrado "absolutamente tranquilo de haber hecho las cosas bien políticamente", recordando que se quería "reconducir el tema de los vertederos ilegales en Nerja porque cualquiera echaba escombros a los ríos o la playa". Todo ello, ha dicho, por un problema "generado por la Junta de Andalucía desde que autorizó al explotador de la cantera, sin revisar que se habían hecho las tareas de restauración de la misma, y devolviéndole la fianza".

Tras la primera comparecencia, han intervenido Pardo así como los portavoces de IU Para la Gente y PSOE, Guzmán Ahumada y Francisco Conejo. El primero se ha sorprendido de esta comparecencia, "que tiene que ver con un municipio en concreto", y ha resumido asegurando que en el vertedero de Nerja lo sucedido "es un ataque al medio ambiente, sea o no legal".

Conejo, por su parte, ha manifestado que se trata de un asunto "judicializado": "se está escribiendo mucho y no voy a entrar en el debate", aclarando, no obstante: "no significa que comparta lo que Armijo ha dicho pero está en el ámbito judicial y la autoridad judicial será la que determine lo oportuno".

"Ningún reproche administrativo"

Ante esto, el diputado y exalcalde nerjeño ha agradecido la "actitud" del socialista y ha defendido que todo lo que hizo en su anterior etapa lo realizó "depositando la confianza en los servicios jurídicos del Ayuntamiento". "Cuando una administración abre un expediente los servicios jurídicos marcan la línea de actuación y eso hice en mis 20 años como alcalde, desde 1995 a 2015", ha sostenido.

Según Armijo, si los servicios jurídicos, ante un expediente sancionador, hubieran planteado una medida de cierre, "lo hubiera hecho automáticamente". En este punto ha recordado que se produjo una medida cautelar que fue recurrida por el Ayuntamiento "y nunca más se supo".

"Insisto, hemos actuado siempre de la mano de los servicios jurídicos y lo que no ha sido objeto de reproche administrativo difícilmente puede ser objeto de reproche penal", ha manifestado, al tiempo que ha agregado que en sus 20 años en la Alcaldía ha conocido a cinco delegados provinciales: "me he reunido un montón de veces con ellos y ninguno me ha trasladado su preocupación por la situación del vertedero de la Miel".

Ha enumerado que por aquel vertedero "han pasado directores del Parque Natural" y diversos cargos públicos: "era algo conocido y consentido". Es más, según el que fuera alcalde del PP en Nerja, este vertedero estaba "políticamente aceptado, socialmente asumido y consentido por las administraciones, por todos". Por ello, ha reiterado: "no tenemos conciencia política de haber actuado mal".

"Nunca se me ha dicho, José Alberto, sería oportuno que se cerrara, nunca", ha insistido, y ha recordado cómo en el año 2000 en Nerja se vertía al mar y los ríos "y los empresarios asumieron controlar los vertidos, extender y compactar para cubrir la enorme oquedad dejada por quien debió restaurarlo".

"No hay más historia que esta, seguro que las cosas se podrían haber hecho mejor por parte de todas las administraciones, sobre todo por la que tiene competencias", ha finalizado, no sin antes solicitar que se trabaje de forma coordinada entre la Junta y el Ayuntamiento de Nerja para resolver la situación de la antigua cantera mediante un proyecto de restauración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos