El exalcalde de Vélez-Málaga defiende la legalidad de las obras de conexión de unos pozos a la red

Francisco Delgado declara como investigado ante el Juzgado número 3 a raíz de la denuncia de IU en la Fiscalía, que aprecia un presunto delito contra la administración pública

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Tal y como ya hizo en unas declaraciones a este periódico publicadas en la edición del pasado viernes, el exalcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado (PP), defendió ayer ante el juez la legalidad de las obras que ordenó en 2015 para la conexión de agua sin potabilizar procedente de unos pozos a la red de suministro, una actuación que está siendo investigada por un juzgado local.

El que fuera regidor entre 2007 y 2008 y entre 2011 y 2015 declaró como investigado por un presunto delito contra la administración pública en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vélez-Málaga. El actual portavoz municipal del PP en la oposición en el Ayuntamiento y diputado provincial de Sostenibilidad aseguró que si el gobierno cuatripartito (PSOE, GIPMTM, PA y el edil no adscrito, José Antonio Moreno Ocón) hubiese aportado toda la documentación de este asunto, éste habría sido archivado «hace tiempo».

Delgado manifestó que presentó al juez sendos informes elaborados por los técnicos municipales «que avalan las obras ejecutadas». «Aquí lo que se está cuestionando es que esos trabajos fueron acometidos mediante encomienda del Ayuntamiento a la empresa adjudicataria, Aqualia, y esos informes de los técnicos corroboran que sí podía hacerse a través de ese procedimiento», afirmó.

«Los pozos del Molino de las Monjas han sido históricamente los que han abastecido al municipio, con el cumplimiento de la normativa preceptiva. Lo único que hicimos fue adelantarnos a un futuro incierto con respecto al suministro de agua y dotar a la localidad de recursos propios en casos de averías o restricciones», dijo.

Fotos

Vídeos