Esclarecen la muerte de una cabra que apareció con las patas cortadas en Rincón de la Victoria

Imagen del animal mutilado./SUR
Imagen del animal mutilado. / SUR

El dueño del animal llegó a ofrecer una recompensa de 500 euros a quien diera alguna pista de lo sucedido

SUR

El pasado mes de diciembre el arrendatario de una parcela en la carretera de Benagalbón, en Rincón de la Victoria, el pasado mes de diciembre, se encontró agonizando a la cabra de apenas dos meses que había comprado para que sus dos hijos la criaran como mascota. El animal tenía las cuatro patas cortadas y el dueño no pudo hacer otra cosa que llevarlo al veterinario para sacrificarlo.

El vecino denunció el caso pensando que una o varias personas habían entrado en la parcela y habían atacado a la cabra. Incluso llegó a pensar que podía tratarse de un ritual satánico y ofreció una recompensa de 500 euros a quien ofreciera alguna pista . «No sé si habrá sido por un tema de un ritual satánico o algo así, pero me parece un acto muy lamentable», aseguró este rinconero. Sin embargo, ahora, unos cuantos meses después, la Guardia Civil ha esclarecido los hechos.

El autor del ataque fue un perro de la raza pitbull de menos de un año de edad que él tenía en la misma y que compartía espacio con la cabra.

Los agentes tomaron muestras de restos biológicos de la finca durante la inspección del terreno, así como de las heces del perro, ya que parecía haber restos de pelo de animal en las mismas. Estas fueron remitidas al Departamento de Química y Medio Ambiente del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil y dieron resultado positivo de ADN de cabra, así como restos óseos de dicha especie, confirmando que había sido el perro el que había seccionado las patas.

Por estos hechos, se ha procedido a actuar en calidad de investigado contra el propietario de los animales por un delito de maltrato animal, por la omisión de la diligencia debida para el control efectivo de un perro catalogado como de raza peligrosa, apunta la Guardia Civil en un comunicado.

Esta operación ha sido llevada a cabo por componentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Compañía de la Guardia Civil de Vélez Málaga.

Noticia relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos