La empresa de la depuradora aclara que el reinicio de las obras está pendiente del juez

E. CABEZAS

La empresa adjudicataria de las obras de la primera depuradora de Nerja, Isolux-Corsán-Corviam, aclaró ayer que la reanudación de los trabajos está aún pendiente de la autorización del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, que lleva el concurso de acreedores de la compañía, declarado el pasado 12 de julio de 2017. De esta forma, la firma matiza el anuncio realizado el día anterior por el concejal de Infraestructura nerjeño, José María Rivas (PSOE), quien tras reunirse con técnicos de la empresa, dijo que los trabajos «previsiblemente» se iban a retomar este lunes.

Según fuentes próximas a la nueva Isolux-Corsán-Corviam, en el marco del concurso, la administración concursal «inició un proceso de venta de todas las unidades y negocios productivos del grupo de construcción e ingeniería que considera viables, entre los que se encuentra el proyecto de Nerja». «Mientras el juez no emita dicho auto, no podrán reanudarse los trabajos de la EDAR y colectores de Nerja», apostillaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos