El embalse de La Viñuela sale de situación de alerta y supera los 57 hectómetros cúbicos

La Concepción comenzó a desembalsar agua al mar ayer. /Josele-Lanza -
La Concepción comenzó a desembalsar agua al mar ayer. / Josele-Lanza -

La Junta convoca para el miércoles el comité de gestión, en el que se analizará la situación del sistema y se revisarán las restricciones al regadío

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Tras nueve meses consecutivos en situación de alerta, el embalse de La Viñuela, que ayer logró situarse por encima de los 57 hectómetros cúbicos gracias a las aportaciones de agua que está recibiendo desde que se iniciaran la lluvias, pasa a estar en prealerta. El mayor embalse de la provincia, con 165,43 hm3 de capacidad, entró en alerta el pasado mes de julio al situarse por debajo de los 54 hectómetros cúbicos.

La Viñuela llevaba ya dos años en situación de prealerta, estado al que ha vuelto esta semana, lo que hace presumir que desde la Junta se suavicen las restricciones impuestas al regadío el pasado año, tal y como ya dejó entrever el miércoles el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal. «Hay más agua que hace un mes en el embalse y por supuesto vamos a revisar las restricciones», dijo el consejero, que dejó la decisión en manos del comité de gestión del sistema, en el que están representado los regantes y las asociaciones agrarias y de productores.

La Concepción se llena y empieza a tirar agua al mar

El embalse de La Concepción, ubicado entre Marbella e Istán y del que beben once municipios de la Costa occidental, abrió ayer sus compuertas para desembalsar, tras alcanzar el 93% de su capacidad de almacenaje y, con ello, los niveles que hacen aconsejable arrojar agua al mar. Además, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado para este fin de semana el aviso amarillo por lluvias que pueden dejar 60 litros por metro cuadrado en doce horas en la Costa del Sol. A día de hoy, La Concepción cuenta con 58 hectómetros cúbicos de los 61,81 que es capaz de guardar. Las reducidas dimensiones de esta infraestructura hidrológica y las lluvias concentradas en apenas unas semanas han contribuido a su rápido llenado. Desde que comenzaran las lluvias a primeros de marzo la presa ha recibido más de 27 hm3.

La Consejería de Medio Ambiente ha convocado ya para el próximo miércoles 21 en Málaga a los comités de gestión de Costa del Sol, Guadalhorce-Málaga y Axarquía-La Viñuela para informar del estado en que se encuentran las reservas reguladas y los diferentes escenarios a los que se pueden enfrentar dependiendo de la media de precipitaciones durante los que resta de año hidrológico (1 de octubre de 2017 a 30 de septiembre de 2018).

Será con estos datos sobre la mesa cuando se decida por parte de todos los actores involucrados cómo se revisarán las restricciones vigentes. De momento, la única comarca afectada por las restricciones en el regadío es la Axarquía, de tal manera que sólo dispone de 10 hectómetros cúbicos para todo el año hidrológico en curso, frente a los 23 hm3 que dispuso en el año hidrológico 2016-2017. Teniendo en cuenta que la reducción cuenta desde octubre de 2017, el regadío de la comarca lleva consumido ya más de la mitad de total de ese volumen. Sin embargo, los agricultores confían en que gracias a los aportes que ha registrado el embalse, que se sitúan por encima de los 22 hm3 desde finales de febrero, puedan ver aumentada la cantidad destinada al riego hasta septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos