Detenida una pareja por pagar 100.000 euros por un bebé de ocho meses a una joven rusa

José Luis Ruiz Espejo dio a conocer ayer la operación policial.
José Luis Ruiz Espejo dio a conocer ayer la operación policial. / SUR

El matrimonio de septuagenarios arrestado en la Axarquía, que posee diversas propiedades, quería tener un heredero

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Un matrimonio de septuagenarios ha sido detenido en la comarca de la Axarquía por presuntamente comprar un bebé, que en la actualidad tiene ocho meses, a una mujer rusa y por lo que habrían abonado, en diversos pagos, más de 100.000 euros. En la operación, que ha corrido a cargo de la agentes del Área de Protección de Menores de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía, también han sido arrestados un abogado y una intérprete rusa por su presunta participación en un delito contra las relaciones familiares, consistente en la alteración de la paternidad del menor.

La investigación se inició a mediados de mayo después de que el matrimonio llevara a una revisión médica al bebé, detectando los facultativos que podría tener una enfermedad congénita. Por ello, reclamaron la presencia de la madre biológica, sin que ésta llegara acudir tras alegar el matrimonio diferentes excusas.

Los servicios sociales alertaron al Servicio de Protección de Menores, que solicitó la colaboración de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía.

La investigación concluyó que la madre del menor era una mujer de nacionalidad rusa de unos 30 años, que vivía en Rusia y que había viajado a España un mes antes del alumbramiento, dando a luz en una clínica privada de la provincia. Al parecer, había abandonado el país un día después de inscribir al bebé en el Registro Civil como hijo suyo y del presunto padre.

En la operación han sido detenidos también un abogado y una intérprete

El matrimonio fue localizado junto con el menor en una de las propiedades de la pareja, una cochera adaptada como vivienda de unos 25 metros cuadrados «sin que las condiciones del lugar fueran las más adecuadas desde el punto de vista de la salubridad» y fueron trasladados a dependencias policiales. El presunto padre reconoció que el bebé no era hijo suyo y que él y su esposa, y que habían decidido pagar para reconocer al niño como heredero de sus bienes. El matrimonio señaló que en la operación participaron los otros dos detenidos, un abogado y una mujer rusa residentes en la provincia.

El bebé ha quedado bajo la protección del Servicio de Menores del Gobierno andaluz en Málaga.

Fotos

Vídeos