Desestiman la demanda de la empresa concesionaria del aparcamiento subterráneo

El aparcamiento público dispone de 385 plazas en el centro. :: e. c./
El aparcamiento público dispone de 385 plazas en el centro. :: e. c.

La firma reclamaba una indemnización de 33 millones por las pérdidas acumuladas desde su apertura en 2008

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Ayuntamiento de Torrox ha conseguido salvar, por ahora, la amenaza de una nueva indemnización millonaria. La empresa concesionaria del aparcamiento público de La Almedina le reclamaba 33 millones de euros en compensación por las pérdidas acumuladas desde su apertura a finales de 2008. Sin embargo, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de la capital ha desestimado la demanda al considerar que no se ajustaba a derecho la exigencia económica, a la que se sumaba la resolución del contrato.

«Se trata de un logro no sólo de este equipo de gobierno, que siempre ha mostrado sus reticencias a firmar el acuerdo para la resolución del expediente de concesión con la sociedad que gestiona el 'parking' por 5,2 millones de euros, sino que es un éxito extensivo a toda la corporación local y a todos los torroxeños, que hoy ven cómo la Justicia nos ha dado la razón frente a un proyecto deficitario desde su origen», manifestó ayer el alcalde torroxeño, Óscar Medina (PP).

En este sentido, el regidor resaltó que, «según la empresa, teníamos que pagarles 33 millones de euros por la falta de rentabilidad del aparcamiento, mientras que el PSOE venía defendiendo desde 2014 que se asumiera su titularidad por cinco millones y recientemente nos afeaba que, por falta de premura, tendríamos que abonar 200.000 euros más», dijo. «Pero nosotros creíamos que no debíamos pagar nada y la Justicia nos ha dado finalmente la razón, por lo que hemos ahorrado un mínimo de 5,2 y un máximo de 33 millones de euros al bolsillo de los torroxeños», argumentó.

«Hoy es el día más importante de mi etapa como alcalde», consideró Medina, que accedió al cargo por primera vez en junio de 2015, señalando que «hemos tenido mucha presión porque se temía que la sentencia resolviera finalmente una cantidad superior a esos 5,2 millones de euros que había sobre la mesa». «Después de trabajar mucho sobre el tema y consultar con otros compañeros juristas, aposté por lo que creía más justo y ahora el juez nos ha dado la razón», dijo el alcalde. La sentencia es recurrible ante el TSJA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos