Denuncian la venta de un hotel de Periana a una pareja investigada por estafa

E

cabezas / agencias. El complejo turístico Las Mayoralas de Periana, situado a los pies del embalse de La Viñuela, se ha visto envuelto en las últimas semanas en una extraña operación financiera, que podría poner en riesgo su viabilidad. Uno de los dos propietarios del recinto ha denunciado ante la Guardia Civil la venta de este equipamiento turístico por parte de su socio a una pareja de supuestos estafadores, acusados de apropiarse presuntamente de 228 millones de euros mediante moneda virtual.

El abogado del denunciante, Abdeslam Lucena, informó a la agencia de noticias Efe de que la administradora de la entidad adquiriente es Pilar Otero, una empresaria madrileña que, junto a su pareja, está siendo investigada por la Audiencia Nacional por los presuntos delitos de blanqueo, pertenencia a grupo criminal y estafa.

Lucena precisó que ambos se encuentran en libertad bajo fianza de 150.000 euros, como presuntos responsables de un supuesto fraude piramidal, mediante una moneda virtual que recaudó 228.000.000 euros en 78 países con 50.000 inversores que han perdido su dinero. Según informó el diario 'El País', esta pareja adquirió el pasado 19 de enero por 1,4 millones de euros el complejo turístico de Las Mayoralas, un conjunto de catorce viviendas unifamiliares con piscina y vistas al pantano de La Viñuela.

El abogado aseguró que la venta se ha realizado con la firma de sólo uno de los dueños, un ciudadano alemán al que su cliente -el otro propietario al 50 por ciento- ha denunciado, «ya que no tenía conocimiento de la operación» y que la misma se ha realizado «a un precio inferior al real».

Comunicación al juzgado

Lucena dijo que no se ha tenido en cuenta el acuerdo de la junta de socios de Las Mayoralas y que «se ha inducido a error al notario» al haberle indicado que el complejo no era activo esencial de la sociedad. Asimismo, Lucena afirmó que presuntamente se están cometiendo delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal, «ya que parte de la operación se ha pagado en negro». El letrado apuntó que comunicará los detalles de esta compraventa al Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que instruye el proceso de la supuesta estafa con moneda virtual. «Ya veremos las consecuencias que tiene que le comuniquemos al juzgado que personas investigadas por blanqueo o estafa está pagando presuntamente en negro», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos