La cripta y el túnel del Balcón de Europa de Nerja, una historia a medio camino entre la realidad y la ficción

Los integrantes de la expedición, levantando la losa que da acceso a la cripta en septiembre de 1988/SUR
Los integrantes de la expedición, levantando la losa que da acceso a la cripta en septiembre de 1988 / SUR

El investigador local Pablo Rojo rememora 30 años después la aventura que protagonizó junto a un grupo de amigos cuando se adentró en el pasadizo, que recopiló en un libro publicado en 2012

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Balcón de Europa es el corazón turístico de Nerja. Este espolón de tierra que se adentra en el mar, y que se asemeja a un barco, fue durante siglos el emplazamiento de un castillo, el conocido como Castillo Bajo. La zona recibe a diario a miles de personas, que disfrutan de las vistas espectaculares del mar Mediterráneo y del telón de fondo de la Sierra Almijara, con sus picos de más de 1.800 metros de altitud. Junto con la iglesia de El Salvador, constituye un enclave de referencia histórico para todos los nerjeños, que lo llaman cariñosamente 'El Paseo'.

Sin embargo, muy pocos conocen que bajo el subsuelo que recorren hay una serie de túneles y pasadizos secretos, cuyo origen es todavía incierto. El abogado e investigador local Pablo Rojo puede presumir de haber sido uno de los últimos seres humanos que estuvo recorriendo esta zona, hace ahora casi 30 años, en septiembre de 1988. «Teníamos 14 años, y fue toda una aventura al más puro estilo de la película 'Los Goonies'», recuerda el autor de 'Historia insólita de Nerja', un libro publicado a finales de 2012 en el que recopiló una veintena de asuntos relacionados con el pasado de la localidad más oriental de la provincia, muchos de ellos a medio camino entre la realidad y la ficción.

Pablo Rojo, con su libro 'Historia insólita de Nerja'
Pablo Rojo, con su libro 'Historia insólita de Nerja' / E.CABEZAS

«Fue gracias al cura de la iglesia de El Salvador, que nos dejó romper la losa que hay delante del altar mayor, y bajar a la cripta, en la que había cerca de 30 enterramientos, tanto de religiosos como de nobles, de los siglos XVIII y XIX», cuenta Rojo, quien el pasado 19 de mayo, coincidiendo con la VII Noche en Blanco de Nerja, impartió una charla en la que rememoró esta aventura, en la que participó junto a Julio Moreno, Germán Rodríguez, José Miguel Acosta, Miguel Ángel Guerrero y Francisco Padial.

«En la cripta encontramos una señal de tráfico, que luego supimos que habían dejado allí otros chavales décadas atrás, en una expedición en la que participó el que fuera concejal del PP, ya fallecido, José Luis Pezzi», desvela el investigador, quien detalla que en uno de los extremos de la cripta localizaron el inicio de un túnel, que con varios metros de profundidad, estaba cegado por un derrumbe de tierra. En esas mismas fechas, acudieron a la zona de la playa de Calahonda, donde en las paredes de lo que fue el Castillo Bajo localizaron la boca de lo que parecía ser otro túnel. «Pudimos adentrarnos varios metros, pero también estaba cegado por un derrumbe»», recuerda.

Huesos encontrados en uno de los cerca de 30 nichos de la cripta de la iglesia de El Salvador / SUR

Según este investigador, los testimonios que ha podido recopilar de vecinos de la zona aseguran que estos túneles estaban conectados entre sí, «y podrían tener la función de servir de refugio para la población durante la época en la que había constantes ataques de piratas, entre los siglos XVI y XIX», plantea Rojo, quien no obstante aclara que en los planos que ha podido consultar en el Archivo de Simancas del Castillo Bajo de Nerja no aparecen dibujados estos pasadizos. «Hoy en día sería impensable volver a entrar en la cripta, porque requeriría de permisos del Obispado, el Ayuntamiento, la Junta… pero podría ser interesante plantear algún tipo de campaña de investigación, aunque sea con un georradar, para averiguar si efectivamente existen esos túneles a lo largo de todo el Balcón de Europa», manifiesta.

Mientras llega esa posibilidad, Rojo sigue inmerso en nuevas investigaciones históricas. Tiene listo un libro sobre las centrales hidroeléctricas existentes en la comarca de la Axarquía y continúa dando charlas sobre su obra 'La Cabalgada de Frigiliana', publicado también en 2012, en el que rescató un pasaje ocurrido en 1548 en la vecina localidad de Nerja. Así, este sábado tiene previsto participar en las primeras Jornadas sobre Patrimonio Histórico de la Axarquía en Canillas de Aceituno, coincidiendo con el 450 aniversario de la Rebelión de los Moriscos. En la comarca granadina de Las Alpujarras también se está preparando un ciclo de ponencias sobre esta efeméride para finales de año, en el que Rojo ya ha sido seleccionado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos