Una comunidad de regantes de Nerja denuncia al Consistorio por «coacciones» a sus usuarios

Trabajos para conectar los pozos del río Chíllar al sistema de abastecimiento de La Viñuela.
Trabajos para conectar los pozos del río Chíllar al sistema de abastecimiento de La Viñuela. / Eugenio Cabezas

Fuente del Badén, que abastece a un tercio de los vecinos, lleva a la Fiscalía al Ayuntamiento y a Aqualia por tratar de arrebatarles clientes

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La guerra del agua continúa en el manantial abundante. Nerja, cuyo nombre procede del árabe ‘Narixa’, que significa precisamente eso, manantial abundante, sigue siendo escenario del enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento y saneamiento de agua, Aguas de Narixa S. A. (participada en un 50% por Aqualia), de un lado, y de otro, la comunidad de regantes y consumidores Fuente del Badén, que abastece a aproximadamente un tercio de las alrededor de 18.000 casas con las que cuenta la localidad más oriental de la provincia.

Este colectivo celebró el pasado 31 de julio su asamblea general anual, en la que acordó seguir adelante con los procedimientos judiciales iniciados contra el Consistorio y Aqualia ante las «coacciones y amenazas» que presuntamente están recibiendo sus usuarios para conectarse a la red con esta firma y dejar de recibir el líquido elemento a través de Fuente del Badén. «Todos los problemas existentes han sido provocados de manera directa por el Ayuntamiento, cosa verdaderamente insólita habida cuenta del servicio que esta comunidad ha prestado durante tantos años al municipio supliendo las deficiencias que el propio Ayuntamiento tenía y siempre a costa de sus miembros y que en estos momentos, cuando todas las autorizaciones y permisos están en regla, sufrimos una verdadera persecución por parte del mismo por el simple hecho de abastecer a nuestros socios con agua de más calidad y más barata que la que abastece la empresa municipal a sus abonados», dijeron en un comunicado de prensa.

El gobierno tripartito alega que la comunidad no tiene autorización para el consumo humano

Según afirmaron desde la comunidad de regantes, «el Ayuntamiento está realizando unas maniobras de presión que entendemos que podrían incurrir en coacciones hacia los miembros de las comunidades que no quieran adherirse a la empresa municipal, no autorizando licencias de obras u otros servicios necesarios para el normal desarrollo de esas comunidades». «Disponiendo ya de suficiente documentación en que se acredita lo manifestado, esta comunidad ha preparado un denso expediente de lo que está aconteciendo a fin de que se pueda investigar y tomar las medidas penales que se estime conveniente por parte de la Fiscalía», dijeron.

Por su parte, el equipo de gobierno tripartito en el Consistorio (PSOE, IU y EVA-Podemos) calificó de «irregular» la distribución de agua a viviendas que realiza la comunidad de Fuente del Badén, «para la que no cuenta con autorización municipal alguna, al no poder esta comunidad proceder al abastecimiento de agua para consumo humano».

«Desde su llegada al Ayuntamiento, este equipo de gobierno tiene el firme compromiso de asumir sus responsabilidades en relación con la prestación de estos servicios, y de promover la igualdad de acceso y condiciones de los mismos para todos los nerjeños, así como el estricto cumplimiento de la normativa de aplicación», agregaron desde el gobierno tripartito.

Temas

Nerja

Fotos

Vídeos