Cinco pueblos de la Axarquía pagarán más por la depuración para evitar la quiebra de Axaragua

PSOE e IU sacan adelante de manera definitiva la subida de la tasa con el voto en contra de PP, PA y Por Mi Pueblo, lo que abre una crisis en el gobierno tripartito

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los vecinos de Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Benamocarra tendrán que rascarse el bolsillo en los próximos meses, tras la aprobación definitiva ayer, por parte de la Junta Plenaria de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía, de una subida de la tasa de la depuración. El objetivo de la medida es salvar de la quiebra a la empresa pública Axaragua, que se encarga de prestar el servicio de mantenimiento y gestión de las cinco plantas depuradoras en las que estas cinco localidades axárquicas tratan sus aguas residuales.

La delicada situación financiera de la firma, que anualmente transfiere un canon de casi 900.000 euros a la Mancomunidad Oriental para su funcionamiento y el pago de los sueldos, ha hecho que actualmente la deuda de Axaragua ronde los diez millones de euros, ya que anualmente acumula pérdidas similares a lo que transfiere al organismo que agrupa a los 31 municipios de la comarca oriental.

Los vecinos de Vélez, Rincón, Algarrobo, Benamocarra y Torrox son los perjudicados

En una Junta Plenaria extraordinaria celebrada ayer, PSOE e IU sacaron adelante la desestimación de las alegaciones presentadas a la aprobación inicial, que tuvo lugar a principios de marzo, con el rechazo del PP, el vocal del PA de Rincón de la Victoria, José María Gómez 'Pepín', y el alcalde de Benamocarra, Abdeslam Lucena (Por Mi Pueblo). El otro vocal andalucista, el primer teniente de Alcalde de Vélez-Málaga, Marcelino Méndez-Trelles, se abstuvo en la votación después de que el pasado marzo votase en contra de la aprobación inicial. El incremento de los recibos supondrá unos 600.000 euros de ingresos extra al año para la empresa pública Axaragua.

La sesión estuvo marcada por la masiva presencia de público en el salón de plenos, en el que llegó a haber casi un centenar de personas, que protestaron por las intenciones de PSOE e IU de subir los recibos del agua a estas cinco localidades. Entre gritos, insultos, amenazas y acusaciones de «robo, ladrones y sinvergüenzas», la sesión transcurrió en un ambiente de gran tensión. Hubo desplegados una docena de agentes, entre policías locales de Vélez-Málaga y policías nacionales de la Comisaría de Torre del Mar. Previamente a la votación los grupos que rechazaban la subida plantearon que se dejara sobre la mesa la aprobación definitiva, algo que rechazaron PSOE e IU, con la abstención también de Méndez-Trelles.

El PP pide bajar el canon

El portavoz del PP y alcalde de Torrox, Óscar Medina, que fue presidente de la Mancomunidad Oriental en la pasada legislatura, volvió a reiterar que la postura de su grupo era la de «agotar todas las vías posibles para no repercutir a la gente esta subida». «Habría que haber apostado por bajar el canon de Axaragua a la Mancomunidad o el que Axaragua paga a la Junta por el uso del agua del embalse de La Viñuela, que es ocho veces mayor que en la otra Mancomunidad», aseguró.

Por su parte, desde las filas de PSOE e IU volvieron a retirar que se trata de una adaptación de las tarifas a la legislación, ya que se incluye una cuota fija que hasta ahora no se cobraba a las viviendas vacías, de 2,12 euros mensuales. «Para el resto de los consumidores, el 95%, la subida será ínfima, de apenas 7 céntimos al mes», dijeron. La votación abre una crisis profunda en el gobierno. El presidente del organismo, con el que este periódico intentó sin éxito conversar al término de la sesión, ya había advertido en varias ocasiones de que si el PP votaba en contra de la subida, cesaría a la vicepresidenta segunda de la Mancomunidad y portavoz popular en Algarrobo, Natacha Rivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos